La Voz de Motul

Editorial

Apuntes para la historia del nombre de Motul de Felipe Carrillo Puerto

Por: Valerio Buenfil

Publicado el 29 de marzo de 2009.

El nombre original fue Mutul, capital del Cacicazgo de Ceh Pech en la época de los mayas. Con la conquista la ciudad de Mutul fue abandonada por sus pobladores que huyeron a los montes. Con los que fueron sometidos se formó una encomienda en nombre de Francisco de Bracamonte, residente en los reinos de Castilla, encomendero del pueblo de Mutul, así lo informa Martín de Palomar, vecino de esta ciudad el 20 de febrero de 1581 en la “Relación de Motul” enviada al Gobernador Guillén de las Casas. En ese documento también se asienta que el primer Señor de este pueblo de Mutul fue un Capitán llamado Zac Mutul. 

Con la conquista española, Mutul se castellanizó como Motul, y así fue llamada por los españoles en los tres siglos que duró la Encomienda. Con la Independencia, el Tercer Congreso Constitucional del Estado Libre de Yucatán le concedió Ayuntamiento el 26 de octubre de 1827 mediante el Decreto 19 “Se concede Ayuntamiento al pueblo de Motul”.

Con la lucha que libraron los mayas contra los abusos de los españoles en el año de 1847 estalló una guerra social en el oriente de Yucatán, conocida como la “Guerra de Castas”. Motul por ser un pueblo cercano a Mérida, sufrió pocos ataques, fue recuperada por los españoles y sirvió de refugio a los que huían del oriente a causa de los combates y la inseguridad que propiciaba la guerra contra los mayas.

Las migraciones principales vinieron de Sotuta, Valladolid y Tinum, con estos nuevos pobladores Motul creció y se erigió en Villa al pueblo de Motul mediante el Decreto del 10 de marzo de 1852 “Se erige en villa el pueblo de Motul”: Artículo 1º.- Se erige en villa el pueblo de Motul, cabecera del partido de este nombre. Artículo 2º.- El gobierno dispondrá que se le expida el Título correspondiente, sin derechos de ninguna clase”.   

Con el surgimiento de la economía henequenera Motul es promovido a ciudad a petición del C. Jefe Político quien expuso “Hace algunos años que se advierte en esta Villa, un progreso notable y creciente, que ha tomado mayores proporciones desde que la fibra del henequén conquistó en el comercio un lugar elevado. Siendo esta población y su partido uno de los centros de cultivo y explotación de esta preciosa planta, como consecuencias necesarias ha recibido el beneficio que proporciona este ramo importante de nuestra riqueza pública. Esta cabecera tiene ya un censo de población considerable, regula policías, industrias y comercios activos, una ilustración bastante adelantada y se han verificado y aún se promueven mejoras materiales algunas de su cultivo y progreso que harán de ella, una de las principales poblaciones de Yucatán.

Tiene alumbrado público y un número de casas de mampostería que le dan un aspecto agradable por el particular empeño que toman sus habitantes, en embellecer la población todos los posibles. Por tal motivo esta jefatura era de su deber poner todas estas circunstancias en conocimiento”.

Con base en estos antecedentes la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso del Estado considerando que “Motul a poca distancia de esta Capital nadie habrá que no pueda juzgar con certeza sobre los justos motivos en que se apoya aquella pretensión. Su ilustración, el estado progresivo de su comercio e industria y censo de población, son un hecho palpable y evidencian la justicia de la gracia invocada. En este concepto la Comisión propone a la deliberación de esta H. Cámara, la aprobación del siguiente decreto: “Se erige en Ciudad la Villa de Motul”. Sala de Comisiones. Mérida Febrero 19 de 1872”.

La Ley Agraria

El 30 de diciembre de 1922  siendo gobernador Felipe Carrillo Puerto, vuelve a la categoría de pueblo a Motul con el fin de que los campesinos pudieran recibir los beneficios de la Ley Agraria, motivo de la libertad conquistada con las luchas socialistas.

Mediante el Decreto 275 se estableció “Se derogan los Decretos que concedieron los títulos de villa y de ciudad al pueblo de Motul, el cual, a partir de la fecha de la publicación del presente Decreto vuelve a asumir el cargo de pueblo, para todos los efectos legales consiguientes”. Sirvió para que los campesinos de Motul pudieran tener dotaciones ejidales.

DSC06665_result

1924 Carrillo Puerto

La fría mañana del 3 de enero de 1924 fue cobardemente asesinado el Gobernador Constitucional del Estado Felipe Carrillo Puerto, oriundo de ésta ciudad. Por éste motivo el XXXVII Congreso Constitucional del Estado Decretó que el pueblo de Motul se denominará “Motul de Carrillo Puerto” en memoria del gobernante motuleño, así se establece en el Decreto 121 publicado en el Diario Oficial del Gobierno del Estado el viernes 3 de octubre de 1924.

DSC06646_result

Motul de Felipe Carrillo Puerto

El Decreto 121 fue derogado el lunes 2 de octubre de 1933 mediante el Decreto 694 y la denominación de “Motul de Carrillo Puerto” cambió a “Motul de Felipe Carrillo Puerto”, le correspondió al XXXII Congreso Constitucional del Estado Libre y Soberano de Yucatán emitir éste decreto. El 1º de diciembre de 1981 por el Decreto 494 emitido por el Gobernador Francisco Luna Kan, se le devolvió a Motul su título de ciudad “Se erige en ciudad el municipio de Motul de Felipe Carrillo Puerto”. Por cierto en esta misma fecha se les devolvió el título de ciudad a Ticul, Tizimín e Izamal.

DSC06659_result

DSC06660_result

La Ley de Gobierno

En el año 2006, en el artículo    de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán se asentó “El Estado de Yucatán se divide en ciento seis municipios que tendrán su cabecera, en la localidad donde radique el ayuntamiento, siendo los siguientes: …Motul”. Así quedó en la citada Ley, no aparece el nombre otorgado en el Decreto 694 y ratificado en el Decreto 494  de 1981 de Luna Kan que dicen textualmente “Motul de Felipe Carrillo Puerto”.

El Bando de Policía y Buen Gobierno

El sábado 28 de marzo encontramos en la Unidad Municipal de Acceso a la Información Pública ejemplares del primer número de la Gaceta Municipal que publica entre otros asuntos El Bando de Policía y Buen Gobierno. Al revisarlo encontramos que en el artículo 6 dice “El municipio conserva su nombre actual de Motul, el cual no podrá ser cambiado, sino por acuerdo de las dos terceras partes de los integrantes del ayuntamiento y con la aprobación de la Legislatura del Estado”.

Sobre este asunto debemos de tener presente que la Ley de Gobierno de los Municipios reserva esta facultad al Congreso del Estado. El artículo 10 de la referida ley señala “La denominación de los municipios sólo podrá ser modificada por el voto calificado del Congreso del Estado a solicitud del Cabildo, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes, previa consulta ciudadana”. Como puede verse es una facultad reservada al Congreso del Estado y en el  procedimiento para el cambio de nombre obliga a una consulta ciudadana.

LVM #151 002_result

Motul de Felipe Carrillo Puerto

Con los antecedentes expuestos consideramos que el nombre oficial de Motul debe de seguir siendo “Motul de Felipe Carrillo Puerto”, sobre todo porque no existe expresamente ninguna objeción a este hecho. Consideramos que se trata de omisiones legislativas involuntarias, debido a que explícitamente en los transitorios de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán del 2006, no se derogan el Decreto 694 de 1933, ni el Decreto 494 de 1981.

Se trata de un error de técnica legislativa que debe de subsanarse. Los facultados para intervenir en estos asuntos son los diputados, quienes pueden resolver esta omisión a través de un nuevo Decreto que aclare la denominación oficial de Motul para que quede de manera definitiva “Motul De Felipe Carrillo Puerto”.

Agradecimiento

De manera especial le agradecemos a todos los que han hecho posible este material. A las encargadas de la Biblioteca y a la del Archivo del Congreso del Estado. Al material enviado por el Archivo General del Estado, a su atenta directora Piedad Peniche Rivero y a Mauricio Dzul, investigador y funcionario del Archivo, colaborador del semanario. Al Dr. José Luís Ripoll, Director del Instituto de Investigaciones Legislativas del Congreso del Estado, por sus comentarios y observaciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *