La Voz de Motul

Editorial

El Sacbeh Ucí-Cansahcab

Artículo publicado en la edición 273 el 3 de agosto de 2011

Por: Valerio Buenfil 

Imagen 20_result

A principios de julio recibimos el ensayo titulado “De Ucí hasta Kankab: Reconocimiento de una calzada de larga distancia en Yucatán, México”, elaborado por el Dr. Scott R. Hutson, del Departamento de Antropología de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, elaborado como parte del Proyecto Arqueológico Sacbeh de Ucí a Cansahcab (PASUC) que recibe el apoyo de la Universidad de Kentucky, en Estados Unidos y de la Coordinación Nacional de Arqueología del INAH, así como de: National Geographic,  The Wenner-Green Foundation y Waitt Institute For Discovery. Con base en los trabajos realizados por el Dr. Hutson presentamos el siguiente reportaje.

El Sacbeh Ucí-Cansahcab ó camino real es parte del sitio arqueológico de Ucí. Por su importancia figura en el mapa estatal como una de las construcciones monumentales más importantes del norte de la península de Yucatán. El sitio de Ucí y el Sacbeh a Cansahcab, son parte del patrimonio cultural del municipio de Motul, otrora Mutul, Capital de la Provincia de Ceh Pech.

El Sacbeh o calzada, es una plataforma monumental de piedra que mide 18 kilómetros de largo, 10 metros de ancho y un metro de altura, con muros de contención y estuco. Es uno de los 4 sistemas de Sacbeh de larga distancia en la península de Yucatán, los otros son: Aké-Izamal-Kantunil, Yaxunah-Cobá-Ixil y el Uxmal-Nohpat-Kabah. Se estima que usaron para su construcción más de 100 mil metros cúbicos de piedra. El Sacbeh es visible con fotografía aérea.

Los trabajos que realiza el Dr. Hutson, crearán mayor información sobre la época maya de esta región y seguramente se determinará la fecha del asentamiento de Ucí, lo que permitirá precisar la fecha de la fundación de la ciudad de Motul.

Los trabajos arqueológicos

Imagen 1_result

En el 2008 inició el Dr. Hutson los trabajos de mapeo en el actual sitio arqueológico de Ucí y del Sacbeh Ucí-Kankab-Ukana-Cansahcab. Como parte de sus investigaciones el Dr. Scott ha recopilado la información arqueológica,  fotográfica y los planos del Sacbeh que presentamos en este trabajo.

Los misterios del Sacbeh

Imagen 3_result

Existen diversas hipótesis sobre la función del Sacbeh Ucí-Cansahcab. En 1976, Kurjack y Andrews sostuvieron que el Sacbeh se construyó con fines políticos. Ucí como capital de la Provincia de Ceh Pech, dirigió la construcción de la calzada para mantener sus fronteras frente a Dzilam.

Otra hipótesis sostiene que el Sacbeh o calzada empezó como dos calzadas, una de Ucí hasta Kankab y otra de Cansahcab a Ukana. De acuerdo a esta versión, estas dos calzadas reflejan la competencia y el mantenimiento de fronteras entre Ucí y Cansahcab. Cuando Ucí se puso dominante, los dos segmentos fueron conectados.

Una tercera hipótesis sugiere que el Sacbeh originalmente fue construido para conectar Ucí con Ukana, y que el segmento entre Ukana y Cansahcab fue añadido más tarde.

Otros consideran que la calzada se usaba para procesiones rituales y como ruta fácil para el tránsito de personas y de mercancías. Las calzadas de larga distancia proporcionan información sobre las transformaciones regionales y las relaciones entre las diversas comunidades.

Se sabe que las relaciones entre Ucí, Kankab, Ukana y Cansahcab, afectaron una gran porción de la sociedad, porque  cientos, y quizás miles de personas tenían que proporcionar la mano de obra, materiales, y otros recursos para construir la calzada.

El PASUC pretende determinar qué tipo de relación existía entre los sitios conectados por el Sacbeh y establecer la fecha de la construcción de la calzada y ver si los patrones de asentamiento cambiaron después.

El sitio de Ucí

Imagen 16_result

Desafortunadamente, muchos de los edificios más grandes de Ucí fueron dañados alrededor de 1950, cuando la construcción de la carretera a Telchac, se usaron las piedras de los edificios como relleno.

Por ejemplo, lo que era el montículo más alto, ahora es una mancha amorfa con cuatro metros de elevación. A pesar de la destrucción, el conjunto que contiene la estructura todavía es el más grande del sitio en términos de volumen.

Se estima que el tamaño del sitio de Ucí oscila entre 7.5 y 11.2 kilómetros cuadrados. El conjunto 1 es el mejor preservado de los siete conjuntos de arquitectura grande de Ucí. Consiste en una plataforma de 5 metros de altura que mide 77 por 72 metros. Esta plataforma tiene en su lado Este un templo de 8 metros de elevación que mide 40 por 25metros en su base. El templo tiene una escalera megalítica en su lado poniente. La construcción megalítica es bien conocida entre la arquitectura monumental de sitios más famosos de la región, incluyendo Aké e Izamal.

La forma más común de arquitectura doméstica en Ucí es una plataforma cuadrangular con un promedio de 250 metros cuadrados y entre 0.5 y 1 metro de altura. Algunas plataformas tienen cimientos de piedra que soportan superestructuras de materiales perecederos. Las plataformas más grandes usan piedras megalíticas, las cuales a veces sobran 1 metro de largura. De vez en cuando las plataformas megalíticas domésticas tienen esquinas redondeadas, un aspecto que también aparece en plataformas megalíticas monumentales.

Las fronteras del sitio de Ucí son: al Oeste aproximadamente a 1.65 kilómetros, al norte el límite se encuentra a 1.35 kilómetros, y al lado Este hay dos fronteras probables. La primera se encuentra a 1.65 kilómetros al Este del centro del sitio y la segunda se encuentra a 2.65 kilómetros.

Imagen 17_result

 

Imagen 5_result

 

Santa Teresa

Como parte de los trabajos de investigación realizados por el PASUC, se han encontrado sitios nuevos, el que más destaca es el de Santa Teresa, que tiene más de cincuenta plataformas y una cancha de juego de pelota.

En la parte final de sus ensayo el Dr. Scott Hutson agradeció la colaboración de: Damián Chim y Felipe León, comisarios de Ucí; Arcadio Tamayo y Mario Pascual Pinto del ejido de Motul; Álvaro Can, comisario municipal de Kancabal; Tomás Pool, comisario municipal de Kiní. A los trabajadores: Roberto Tec Chalé, Higinio Tec Chan, Marcelino León Chin, Ismael May Itzá, Felipe May, Arturo Dzul, Ambrosio May Kú, Víctor Manuel Cauich, Idelfonso Tec Noh, Maximiliano Tec Tamay, Eligio Ceh Can, José Valerio Moo, Gabriel Can, Felipe Cetz Tec, Renán Tamayo, José Tamayo, Galvin Maciel Can; a los arqueólogos: Rocío Flores Pech, Iliana Ancona Aragón, Socorro del Pilar Jiménez y Miguel Covarrubias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *