La Voz de Motul

Editorial

Sacapuc: La lucha de una comunidad

Artículo publicado en la edición 416 del 30 de abril de 2014

Por: Valerio Buenfil

IMG_3362_result

La tarde del jueves 24 de abril visitamos la comisaria de Sacapuc, ubicada al norte de la ciudad de Motul, encontramos a las señoras que salían de sus casas con rumbo a la capilla en honor a San Miguel Arcángel para realizar sus ejercicios espirituales, los niños jugaban en el parque, un grupo de jóvenes practicaba futbol en el campo, los señores aprovechaban conversar para desahogarse de los problemas del día, relajear y una que otra maldad, sobre todo con chismes, en especial acerca de mujeres y política.

Existe en la comunidad un ambiente de fiesta y entusiasmo por los preparativos finales para la entrega de los títulos de propiedad, todos comentan las reuniones de trabajo de la comunidad con funcionarios del Ayuntamiento de Motul y del Instituto de Vivienda del Estado (IVEY) para coordinar la solución de los problemas, afirmaron que el alcalde Julián Pech Aguilar y el licenciado César Escobedo May, director del IVEY personalmente verificaron los trabajos.

La gente contenta y con orgullo recordó las anécdotas, la mayoría de los habitantes tiene relatos y su propia versión de la historia, existen coincidencias y diferencias que pasan inadvertidas por la felicidad de su éxito en la lucha; algunas de las líderes del movimiento esperan que ese día los visite Rolando Zapata Bello, gobernador del Estado, están pendientes, saben que al mandatario estatal le gusta convivir con la gente, por lo que guardan la esperanza de convivir con él ese momento inolvidable.

IMG_9892_result

Un poco de historia

Tierra y Libertad, fueron dos de las consignas de lucha que inspiraron la Revolución Mexicana, son también dos valores que a lo largo de la historia los seres humanos han abrazado para defenderse y luchar, en Motul y en Yucatán, Felipe Carrillo Puerto fue el que inició y encabezó estas luchas, por esta razón lo mataron, casi toda la tierra en esta región estaba en manos de unos cuantos hacendados, muchos campesinos henequeneros eran “peones acasillados”.

Los hacendados dividieron sus propiedades buscando escapar de las expropiaciones, para evadir jurídicamente los efectos de la Ley Agraria, estas divisiones, al introducir nuevos propietarios, principalmente hijos y nietos, crearon confusión en la responsabilidad para con los “peones acasillados”, agravándose posteriormente por las ventas a terceros.

Los “peones acasillados”, eran campesinos henequeneros sin tierra, que acordaban trabajar con el hacendado a cambio de tierra para trabajar, un techo para dormir, así como protección y apoyo en tiempos de penurias.  El sistema de “acasillamiento” permitió el florecimiento de las haciendas, algunos patrones recompensaron a los henequeneros construyendo casas para urbanizar las haciendas, escuelas, capillas y parques.

En los hechos los “peones acasillados” eran dueños de su tierra y de su propiedad, la cual trabajaban y cultivaban, los patrones originales respetaban ese derecho, pero nunca les dieron un título de propiedad. Esta relación de control y manipulación fue la que rompió Felipe Carrillo Puerto para darle libertad a los “peones acasillados”, quienes llegaron a ser considerados como esclavos, así lo afirmó Kenneth Turner, en su célebre obra “México Bárbaro”, quien describe con crudeza la realidad de la explotación de los “acasillados”.LINEA SACAPUC GEOREFERENCIADO-Model (1)_result

 

Modelo de hacienda

La hacienda henequenera se caracterizó por la explotación y la ignorancia, Sacapuc fue una de las excepciones, fue una de las haciendas modelo en su tiempo por su infraestructura cultural y educativa, así como su sistema de enseñanza basado en las artes y el deporte.

Las luchas revolucionarias enfrentaron a los patrones de las haciendas contra los “peones acasillados”, estas diferencias y las modificaciones a las propiedades originales con los cambios de extensión y de propietarios, rompieron el pacto entre “peones acasillados” y hacendados, quedando en la incertidumbre jurídica las propiedades comunitarias de las haciendas y las casas de los “peones acasillados”.

Sacapuc fue propiedad de la familia Cámara Patrón, quienes nunca negaron este derecho, sin embargo realizaron varios movimientos catastrales, el primero de ellos se estima ocurrió en el periodo más álgido de la Revolución (1913-1920), existió un cuarto movimiento de los datos catastrales realizados el 29 de diciembre de 1933, que dejó como propietarios a través de una transacción de compraventa al señor Alonso Patrón Espada y las señoras Candelaria Patrón Espada y Marciala Patrón Espada.

La terca memoria

IMG_3414_result

Los pobladores narraron que sus abuelos tenían el compromiso de los hacendados de respetarles la propiedad de sus casas, por los servicios prestados a la hacienda. El último dueño que les ratificó este compromiso fue Don Pablo Hernández, quien se comprometió a firmar las escrituras correspondientes, pero realizó movimientos catastrales a terceros sin avisar que el predio estaba parcialmente ocupado con cerca de 6 hectáreas de la comunidad.

El problema lo detonó el señor José del Carmen Basto Pech, quien inicialmente se ostentó propietario de la población, con unas escrituras que mostraba andaba intimidando a los pobladores para que desocuparan sus casas, argumentando que eran de él, llegó al extremo de afirmar que el edificio de la Comisaría Municipal era de su propiedad.

Los enfrentamientos pasaron a los medios de comunicación y a los tribunales, eran tiempos de la administración municipal de Celina Montañez, en esos años Julián Pech Aguilar en su carácter de regidor realizaba gestiones con el apoyo del diputado Cornelio Aguilar Puc, quienes canalizaron al señor Ángel Orestes Moo y Chión a una de las audiencias públicas que ofrecía los miércoles la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, para solicitar a nombre de la comunidad la intervención y la ayuda del gobierno del Estado.

Al inicio de la actual administración, la comisaria municipal María Esmeralda Chan Catzín decidió con la comunidad limpiar el patio trasero del edificio de la comisaría, esto ocasionó que el señor Carmen Basto armado se enfrentara con la gente, lo detuvo la policía, al resolver sus problemas decidió irse a vivir a la villa de Baca de nuevo.

César Escobedo

IMG_3527_result

La responsabilidad ejecutiva la asumió el licenciado César Escobedo May, quien fue Director del Catastro del Estado, él coordinó las investigaciones jurídicas y los trabajos de levantamientos topográficos en los terrenos que corresponde a la antigua hacienda de Sacapuc. Como resultado de las investigaciones se estableció que la propiedad era de la señora María Eugenia Hernández Franco con una extensión de 47-02-21.13 cuarenta y siete hectáreas, dos áreas, veintiún centiáreas y trece céntimas de centiáreas. El levantamiento topográfico se realizó con un GPS Satelital con un rango de error de 3mm., que maneja las coordenadas UTM, de última generación en herramientas de medición en trabajos de investigación jurídica tanto catastral como registral.

Por los trabajos topográficos realizados se determinó que la propiedad de la comunidad la constituyen las 147 viviendas que componen el caserío que ocupan los pobladores, así como las áreas públicas como el parque, la escuela primaria, la plaza pública, la iglesia, el campo de beisbol y las áreas destinadas para vialidades entre otras, los costos de los trabajos corrieron a cargo del gobierno del Estado. Los trabajos topográficos culminaron con la elaboración de un plano que pasó al Instituto de la Vivienda en Yucatán (IVEY) para que se regularice.

Lo que más tiempo les llevó fue ubicar y contactar a la dueña, doña María Eugenia Hernández Franco, a quien localizaron en Ciudad del Carmen. Con la participación activa de la comunidad y la buena voluntad de la dueña se acordó que en compensación la dueña recibiera la misma extensión de tierra en otro lugar. Par ello fue determinante la compresión de los ejidatarios, quienes accedieron en pagar la compensación de las 6 hectáreas con las tierras de uso común del ejido para finiquitar esta operación, destacada participación ha tenido el comisario ejidal, Nicolás Cruz Pech.

Coincidentemente, el actual director general del Instituto de la Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY), es el licenciado César Escobedo May, a quien por fortuna le ha tocado continuar estos trabajos. El IVEY adquirió por permuta con la señora María Eugenia Hernández Franco, con fecha cinco de marzo de 2013, la propiedad de los tablajes 4032, 4033, 4034, 4035, 4036, 4037, 4038, 4039, 4040, 4041, 4042, 4043, 4044, 4045, 4046, 4047, 4048, 4049, 4050, 4051, 4052, 4053, 4054 y vialidad de la localidad de Sacapuc.

A cambio, el Instituto le trasladó la propiedad de los tablajes 4012, 4013, 4015, 4017, 4018, 4019, 4020, 4021, 4022, 4023 de la localidad de Sacapuc y el predio 320 de la calle 84 de la colonia Renacimiento de Kanasín, Yucatán.

En diciembre de 2013 fueron divididos los tablajes 4032, 4033, 4034, 4035, 4036, 4037, 4038, 4039, 4040, 4041,  4042, 4043, 4044, 4045. Se reconocieron derechos a 229 familias.

El Ayuntamiento de Motul

El Ayuntamiento de Motul ha participado activamente apoyando a la comunidad, desde la administración de Celina Montañez, en esos años el director del Catastro Municipal fue Eric Camacho. El apoyo ha continuado, ahora lo coordina operativamente la licenciada Katherin Can Celis, bajo la dirección del presidente municipal Julián Pech Aguilar, quien también tiene la fortuna de servir nuevamente a esta comunidad.

El acierto de esta administración municipal, fue haber gestionado y pagado más de $ 100, 0000. 00 (Cien mil pesos) de los trámites de escrituración de la permuta de los terrenos de asentamiento humano y de uso público  de Sacapuc, propiedad de la señora María Eugenia Hernández, a favor del IVEY, una vez siendo propietario el IVEY de estas tierras permitió que el Catastro Municipal de Motul pudiera autorizar los trabajos de lotificación, división y urbanización de cada uno de los  beneficiarios, sin costo alguno, autorizando hasta el día de hoy 246 Cédulas Catastrales,  para su debida inscripción en el Registro Público de la propiedad del Estado de Yucatán.

Existe el compromiso de parte del Ayuntamiento de entregar a cada uno de los beneficiarios, junto con sus títulos de propiedad, sus Cedulas Catastrales de traslación sin costo alguno; de igual manera el Ayuntamiento se ha preocupado por el rescate de los espacios públicos, quedando el parque, el comisariado ejidal, las canchas, el campo, la plazuela que está a la entrada del pueblo como propiedad del municipio, lo cual le permitirá invertir recursos para  las remodelaciones en infraestructura de estos espacios.

El Catastro Municipal también sirvió de enlace para las diligencias de trámites dudas y aclaraciones  que tenían los beneficiarios evitándoles el gasto de viajar la ciudad de Mérida, y también apoyaba al IVEY con las diligencias que se tenían que hacer en la comunidad.

Trabajos finales  

La gente recordó que el 26 de enero el presidente municipal, junto con el director del IVEY, presidieron una reunión de trabajo en la que se les explicó a los beneficiarios los detalles de la regularización y la importancia que tiene que los beneficiarios hayan acudido a hacer todas las aclaraciones sobre las dimensiones de sus terrenos, las colindancias y las divisiones que han efectuado así como para verificar que los datos personales sean correctos y que coincidan con los planos informativos que fueron adheridos anticipadamente en las paredes de la comisaría, “Lo que queremos es que todos estén bien, que tengan la seguridad que el predio que ocupan es de los verdaderos posesionarios”, afirmaron los funcionarios.

El 17 de febrero se firmaron 229 escrituras a favor de los posesionarios de igual número de predios de la localidad de Sacapuc, de las cuales 215 ya fueron inscritas en el Registro Público de la Propiedad y se encuentran en trámite de elaboración de F2; tres se encuentran pendientes de inscripción en el Registro Público de la Propiedad y 7 no se han podido recabar las firmas de los interesados que no han acudido a las citas que se les ha programado.

Cabe mencionar que el IVEY instaló un módulo con personal que se encargó de informar a los beneficiarios y hacer las aclaraciones necesarias, por lo que los vecinos quedaron contentos por el trabajo que se realiza el gobierno del estado y el municipio de Motul para darles seguridad sobre la propiedad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *