La Voz de Motul

Editorial

El Tzokau

Publicado en la Edición 212 el 31 de mayo de 2010

Por: Valerio Buenfil y Manuel Soberanis 

Su nombre viene de la palabra maya Tzo, así se le llama al pavo macho doméstico. Comparte con esta ave el ritual del cortejo a las hembras, que realiza extendiendo su plumaje como pavo, por esto, y por su color brilloso se le dio el nombre de Tzokau, por su parecido con el pavo.

Su color es un azul oscuro tirando a negro plateado, brilloso, tornasol. El color cambia con la edad del ave, llegando a su madurez entre los 3 y 4 años. En este tiempo adquiere el tono más elegante, el azul oscuro tirando a negro plateado, brilloso, tornasol. Sus ojos son amarillos brillantes que contrastan con el color de su plumaje. Su pico es negro, al igual que sus patas. Mide aproximadamente 45 centímetros, desde la punta de su pico hasta la cola. Su peso oscila entre los 150 y 200 gramos.

Un omnívoro que se alimenta de insectos como las mariposas, come lombrices de tierra llamadas en maya “lucunkan” y también se comen los caracolitos que salen en tiempos de lluvias, estos en maya son llamados “urich”. Es un depredador que abunda en estas tierras. Suelen atacar a los polluelos de otras aves menores.

img_8600_result

La xkau, es la hembra de tzokau. El sonido con el que comunica dice kap, kap, kap.

Es un pájaro muy inteligente. Observamos en una de sus conductas tratar de comer un pedazo de pan francés duro. Como no podía tragarlo, lo remojaba en agua para suavizarlo. Y luego agarrarlo con sus patas para poderlo tragar.

La hembra es conocida como la x´kau, que es de un color café oscuro, tirando a gris opaco sin brillo, de menor tamaño y peso que el macho. Anidan a fines de la primavera en las copas de los árboles de ramón, en los laureles y en cualquier árbol grande y frondoso. Su nido mide una circunferencia de 20 centímetros con una profundidad de 15 centímetros. El cóncavo o claro mide cerca de 10 centímetros. Regularmente ponen 4 huevos con manchas cafés oscuras y claras.

img_8479_result

Una de las características del tzokau, es erizar su plumaje al cantar. Emite el sonido Iiiiiiiiiissssss, que han maya algunos escuchan kauuuuiiiiiiisssssss.

A principios del verano empiezan a brotar sus polluelos. Al salir del nido se mantienen cerca de la madre por un periodo de 5 a 6 meses, hasta que aprende a buscar su propio alimento. Al mantenerse largo tiempo junto a la madre, ésta sólo procrea una vez al año.

En estas épocas del año andan en parvadas de 30 a 40 aves. Una de sus costumbres es anunciar la noche y el día. Desde muy temprano anuncian el amanecer cantando alegremente, se levantan y tragan. En las tardes es un espectáculo ver su arribo en la plaza cívica Felipe Carrillo Puerto de esta ciudad. Cientos, tal vez miles de tzokaues, arriban a los frondosos laureles, flamboyanes, palmeras y árboles de la plaza motuleña, anunciando la caída de la noche. En noches de luna suelen cantar de madrugada, antes del amanecer. Desde el bazar municipal, a media noche, los comensales suelen darse cuenta de los ataques nocturnos que reciben del xoch o lechuza, que invaden sus nidos y se comen a los tzokaus que pernoctan en la plaza. Por la iluminación que existe en la plaza, estas aves suelen cantar a medianoche.

img_9848_result

 

Su canto tiene varios tonos, uno es grave que parece decir Iiiiiiiiiiiiiiissss. Los hablantes de maya oyen en este canto la palabra kauiiiiiissss. Puede ser este el origen de la palabra maya kau. Otro de sus cantos es un sonido como de matraca trac, trac, trac, trac, trac. Cuando se comunican entre ellos usan el sonido de kap, kap, kap.

El tzokau es repudiado por los campesinos porque destruye sus siembras de maíz. Se comen los granos que siembran los campesinos y arranca las matas de elote cuando empiezan a salir para tragar el maíz germinado. Tienen una inteligencia notable que les ha permitido adaptarse en el campo y en la zona urbana. Se les ve en las calles, en los parques, en los mercados, donde anda buscando todo tipo de alimentos para comer. Sus enemigos son el gavilán, las víboras, especialmente la boa o ratonera que suben a los árboles y atacan a sus crías. Tiene un instinto de defensa que cuando son atacados se unen agrupándose y al unísono emiten un chillido de alarma en señal de ataque intimidando a sus agresores.

 

img_8441_result

Un tzokau joven al que todavía no le sale mucho brillo a su plumaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *