La Voz de Motul

Editorial

EL CATASTRO DE MOTUL

El viernes 2 de septiembre tuvimos la oportunidad entrevistar a Herbert Góngora Gómez, director del Catastro Municipal de Motul, dependencia de la Administración Municipal 2015-2018, cuyas oficinas están ubicadas en el ala norte del palacio municipal de Motul, a un costado de las oficinas de Correos.


El funcionario informó que los servicios son de 8 de Ia mañana a 3 de Ia tarde, por la coordinación que sostiene con el Instituto de Seguridad Jurídica de Yucatan (Insejupy), en virtud que utilizan la misma plataforma digital que tiene ese horario de servicio. Por razones de seguridad, a las 3 de Ia tarde se suspende el servicio en los 105 municipios que participan, sólo el Ayuntamiento de Mérida tiene autonomía  en este servicio.


Explicó que en la dependencia municipal laboran 7 personas. La subdirectora es Bertha Borges Vázquez, actualmente existen dos peritos certificados y cedulistas, Estefania Carabia Canché y Cristina Euán Tec, los licenciados Miguel Uicab Gallegos y Henry Sosa Dorantes, quienes se dividen el trabajo Miguel en la parte jurídica legal y Henry Sosa en la parte digital y los planos. Destacó que la administración
municipal de Motul no contaba con personal certificado ante órganos como el Insejupy, Inegi y otros y que ahora ya tienen  personal profesional, certificado ante las instancias antes mencionadas.


Explicó que la ciudad se divide en 4 sectores: el primero comprendido entre las calles 24, 25, 30 y 31; el segundo cuadro abarca unas cuadras más, el tercer sector comprende a las colonias y el cuarto a los fraccionamientos.


Recordó que al iniciar la administración se encontró una dependencia desorganizada, no había un control de las actividades y no había un control de las cédulas, ni existían computadoras para laborar. lnformó que en el municipio existen 9,840 viviendas, de las cuales 2501 pagaron su Cédula Catastral en el periodo de septiembre del 2015 a agosto del 2016, cerca de un 20 por ciento, en contraparte existe un 80 por ciento de ciudadanos que no tienen regularizado la seguridad jurídica de sus propiedades.


Existe un acervo físico de expedientes que datan desde la creación del Catastro en el municipio desde 2005, Este acervo está bajo Ia responsabilidad de la Sra. Mildred Alonso Concha, el material que se resguarda requiere de cuidados especiales. Uno de los problemas de la ciudad es el relativo al Fundo legal, no existen planos al respecto.


Los archivos del Catastro Municipal se resguardan en la Plataforma Digital del Catastro del Gobierno del Estado. El plano más actualizado del municipio que tienen es del 2015. Existen en el municipio 9380 cuentas o propietarios de terrenos, predios, casas y edificios.


En la ciudad existen muchos predios irregulares con problemas en las medidas, la mayoría están registrados come “Solares”, pero en las verificaciones comprobamos que son predios fraccionados entre los familiares y que en ellos existen varias construcciones
0 casas, pero ninguno tiene la propiedad legal. Las personas se acercan al Catastro cuando tienen problemas y les urge resolver asuntos. No existe la cultura de estar al día.


En las comisarías existen problemas porque algunas comunidades se asientan en terrenos ejidales y existen acuerdos de propiedad que se realizan en el seno de la Asamblea Ejidal, pero no se protocolizan dentro de las normas de la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional. Un ejemplo de esta situación son las comisarías de Tanyá, Santa Teresa, Dzununcán, Kaxatah, Hilí, por mencionar algunas.


Existe temor de manifestar las construcciones porque se cree que son excesivos los impuestos por el predial. En pago de impuestos los que más pagan en Motul son montos que oscilan entre $300 y $400 pesos. Por el norte el valor catastral en un fraccionamiento es de $70 pesos, por una de las casas de interés social, contribuciones relativamente accesibles, pero por temor o desinformación muchas veces los ciudadanos no acuden realizar sus pagos.

Debemos de generar conciencia de Ia importancia de regularizar los trámites para tener mayor seguridad, Existe el tabú y creencia que regularizar un predio implica muchos pagos de impuestos o que es muy caro. El derecho de Cédula Catastral y el plano a la fecha cuestan $90 pesos, el derecho que se paga es el costo que se cobra para resguardar el bien, para protegerlo, para darle certeza jurídica.


La certeza jurídica es importante porque permite darle legalidad a las inversiones que realiza el gobierno. Existen problemas como en el fraccionamiento Puertas del Sol, donde el constructor no ha donado al municipio las áreas públicas y las calles, por la que no se han podido hacer mejoras en ese lugar y los vecinos pagan el precio. En el caso de las colonias desde su creación han estado ahí y se han delimitado los predios.


Los pagos de los derechos que cobra el Catastro se realizan en Tesorería, instancia encargada de la expedición de comprobantes de pago y los documentos de los derechos.

Existe coordinación con la dirección de Obras Públicas para vigilar que haya orden en las nuevas construcciones que se realizan y en los nuevos fraccionamientos.


El alcalde nos ha dada la confianza para trabajar y ha permitido explorar en Ia búsqueda de soluciones. Una de las tareas que hemos hecho es la profesionalización del personal.


Nos queda claro que el reto es la digitalización total del acervo histórico y de la cartografía del municipio. Estamos trabajando en coordinación con el INEGI para hacer la cantografla digital y existe un programa de Mejora Catastral que apoya para la modernización del Catastro.


Por último el funcionario municipal hizo extensiva Ia invitación para aprovechar los servicios que se ofrecen desde el Catastro municipal y no esperar una necesidad o un problema para regularizarse y estar al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *