La Voz De Motul

Editorial

LA INCAPACIDAD FÍSICA NO DEBE DE IMPEDIR EL SUPERARSE: BUTÓN

Por: Valerio Buenfil

La tarde del sábado 8 de octubre encontré entre la herencia de papeles que me dejó mi papá, una nota periodística publicada en el Diario de Yucatán el miércoles 11 de julio de 1984. La nota no tiene firma, el autor fue el periodista Antonio Chalé y Acosta, quien fungió en un tiempo como colaborador y corresponsal del Diario en Motul. 

A continuación ofrecemos una edición del texto de la entrevista titulada: La incapacidad física no debe de impedir el superarse: Consejo a los jóvenes.

“En esta época día a día aumenta el número de personas que se dedican al ocio, ‘pasatiempo’ que no sólo representa un problema para la sociedad sino que también crea un ejercito de malvivientes que prefieren prostituirse, robar, asesinar, mentir, etcétera, en vez de trabajar para aprovechar sus facultades físicas y mentales.

Ángel Abraham Buenfil y Méndez es un hombre con los mismos derechos que todos los mexicanos, la misma dignidad, pero no con las mismas capacidades físicas. Forma parte de las filas de los minusválidos, de los carentes de alguna facultad física, pero no por ello engruesa la comuna de los ociosos.

Ángel nació en 1961, cursó estudios de primaria, secundaria y contabilidad. Actualmente trabaja en la desfibradora de Cordemex “José María Morelos y Pavón”, de Telchac Pueblo, en el área administrativa.

Durante su primaria Ángel tuvo numerosos problemas para concluirla, pero no por falta de interés en el estudio, sino porque le costaba gran esfuerzo trasladarse a la escuela.

Su secundaria la realizó en la escuela Eulogio Palma y Palma, al respecto comentó ‘Nunca me sentí superior ni inferior a mis demás compañeros’.

Después de concluida su secundaria, Ángel se dedicó a la crianza de gallos de pelea y en varias ocasiones le aconsejaron que dejara ese negocio porque consideraban que ser apostador en esos eventos no iba a traerle ningún beneficio.

Después de analizar los pros y los contras dijo ‘decidí meterme a estudiar contabilidad en una academia. Cuando salí no tenía trabajo y no faltó quien me ayudara a conseguirlo’.

¿Cómo ha contribuido con Ángel Abraham su familia?

‘La ayuda que me ha prestado mi familia es invaluable. Siempre me apoyó, pero no haciendo por mí las cosas, sino dejando yo que fuera quien las hiciera. Si me salía algo mal la primera vez, lo intentaba de nuevo, las veces que fuera necesario. Así me hice independiente. Me valí por mí mismo. Recuerdo que en una ocasión decidí abandonar mi hogar. Mi familia se opuso, me aconsejó y me hizo ver mal que buen tenía techo, comida y una hamaca en donde descansar después de las labores del día, que por situación requería a veces del doble o el triple de mis energías’. 

Y Ángel Abraham ¿cómo ha contribuido con su familia?

‘El hecho de que mi familia me hiciera valer por mí mismo era ya en si una contribución. No era una carga más para nadie. Desde que empecé a trabajar aporto parte del gasto familiar. Aconsejo a mis hermanos para que superen día a día, que no se dejen derrotar por los obstáculos que se les presenten, que vayan siempre hacia adelante’.

¿cómo has resuelto tu problema de transporte?

‘en un principio adquirí un carro con una maniviela, mismo que me sirvió por  mucho tiempo y últimamente compré un carrito tipo “arenero” al que le he hecho algunas mejoras. En él viajo diario a Telchac Pueblo que es donde trabajo’.

Ángel comentó también que quizá por ello en una ocasión unos amigos le dijeron que iban ha hablar de él a conocido programa televisivo para que lo entrevistaran, aunque no sabe nada más al respecto.

Para finalizar la entrevista el reportero le pidió a Ángel Abraham su opinión sobre las personas que malgastan su tiempo

‘Creo que es un  problema personal. La familia influye con la educación que imparte en el hogar. los padres que consienten a sus hijos que no les imponen alguna obligación dentro de la casa, que les facilitan todo, seguramente tendrán más adelante hijos ociosos’.

¿Qué les aconsejarías a ese tipo de personas?

“Lo que puedo decirles a esos jóvenes improductivos es que deberían de aprovechar al máximo sus cualidades físicas y mentales que no las desperdicien porque tal vez  cuando se den cuenta de la realidad sea muy tarde para dar marcha atrás.

¿Cuál es tu meta?

‘Avanzar es mi meta, no dar marcha atrás, ir adelante, siempre adelante, superando cualquier obstáculo, expresa lleno de satisfacción Ángel, quizá al pensar en todo el camino que ha tenido que recorrer para llegar hasta donde ha llegado; siempre, desde luego, a base de esfuerzos y sacrificios que le han permitido templar su cuerpo y su espíritu en situaciones adversas’. Por: Antonio Chalé y Acosta.    

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *