La Voz de Motul

Editorial

SEGUNDA REUNIÓN DE LOS CARDENALES DE MOTUL CAMPEONES DE 1961

El sábado 16 de diciembre en el museo del béisbol Bar Buenfil, los Cardenales de Motul campeones de 1961 realizaron su reunión de fin de año, asistieron: Benjamin Espadas y Gómez y Gómez, Arsenio Gómez, José Manuel Medina Morales, Edilberto Mérida y Chan, Carlos Vega Rafful, Jorge Morales, Juan José Morales y Bacelis, Mario Cuevas, Felipe Barroso, Luís Bacelis, Raúl Barroso, Manuel Jesús Aguilar Palma, Agustín Mérida Chan, Víctor Chiyéan Chan y Edesio Cervera Pech.

La ocasión permitió celebrar los cumpleaños de Don Benjamin Espadas  y Gómez, quien cumplió 91 años y del profesor Edilberto Mérida, quienes fueron reconocidos por sus compañeros.

Al final, se rememoró el segundo campeonato que lograron los Cardenales en 1962, cuando se coronaron en el campo deportivo “José González Beytia” ante el poderoso equipo de Kopté. “Son épocas memorables, éramos unos muchachos de 14 y 15 años y jugábamos contra equipos de personas adultas. Kopté era una comisaría con muy buen béisbol, tenían estrellas, como el catcher Carmelo Ek, el zurdo Camacho que era un excelente pítcher.

El último juego fue el más importante, el más apretado y el más discutido. Llegaron hasta el cierre de la novena entrada y ya tenían dos outs. José Manuel Medina se embasó y robó segunda; jugaron al jit and rom y Juan José Morales bateo el jit de la victoria.”

Después jugaron en el estadio Salvador Alvarado una serie de juegos para buscar representar a Yucatán en los juegos nacionales de béisbol que se realizarían en San Luís Potosí; se enfrentaron contra el poderoso equipo de Valladolid que manejaba el “Negro” Aguilar, y los equipos de Mérida y Progreso. El equipo favorito era Valladolid, le ganaron, pero por distintas razones se decidió armar una selección con jugadores de los distintos equipos para representar al Estado.

En esos años se jugaba buen béisbol en las comisarías, como en Santa Teresa, San Pedro Chacabal. Los Azules de Kaxatah les ganó el único juego después de estar invictos 18 partidos.         

Jugaban contra los Gallos de Sinanché, Los Chicos Malos de Dzemul, los Ratones de Telchac Puerto, los Gallos de Hocabá. Dzemul tenía a Juan Ortega un excelente jugador.   

En esos años iban a jugar hasta Cenotillo, era toda una odisea llegar, salían en la madrugada y allí jugaban doble juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *