La Voz De Motul

Editorial

Prestamos, ¿un bien o un mal?

En esta ocasión como parte de inquietudes de la ciudadanía, nos dimos  a la tarea de ir a todas las casas de empeños de la ciudad para constatar los servicios de cada uno de estos lugares.

En la ciudad existen más de 15 casa de empeños y por lo que va con la situación al parecer este tipo de lugares podría ir en aumento, debido a la economía que se vive en el municipio.

En todo el país existen alrededor de 6 mil casas de empeños, y esto es por la alta demanda de préstamos que la ciudadanía requiere, siendo las personas de escasos recursos quienes más acuden a estas empresas.

Muchos de estos lugares cobran intereses muy altos causando que las personas más afectadas por estas empresas, son la población con menos ingresos, ya que “ante la necesidad de obtener recursos frescos pagan más de lo que obtienen”.

Para la población que acude o tiene la necesidad de acudir a estas empresas tienen que estar informados de muchos factores, ya que estas empresas pueden ser de gran utilidad o ser un dolor de cabeza.

Como información de parte de estas empresas deberían de contar con la siguiente información visible:

1.- Porcentaje del préstamo conforme al avaluó de la prenda;

2.- Ramo de prendas aceptadas;

3.- Días y horarios de servicio y atención de reclamaciones;

4.- La tasa de interés anualizada que se cobre sobre los sados insolutos  (no pagados), el costo anual total y, en su caso, los gastos de almacenaje;

5.- Plazo de pago y requisitos para el desempeño de la prenda;

6.- Cantidad de refrendos a que tiene derecho el consumidor, así como los requisitos y condiciones para lo mismo;

7.- Procedimiento de comercialización de la prenda empeñada, así como los requisitos y condiciones para lo mismo;

8.- El gasto de almacenaje, en caso de no recoger la prenda desempeñada, así como las condiciones, en su caso, de su venta.

Así que lo mejor que puede hacer uno como posible PROCONSUMIDOR de estas empresas, es informarse de todas las disposiciones y derechos que tenemos, no obstante es recibir un excelente servicio, ya que el dinero que nos dan de préstamo no es un regalo, sino que dejamos una prenda, bien o inmueble a cambio de dicho dinero.

Hay que tener mucho cuidado con las intereses moratorios, y es muy recomendable estar informados de estos, es por eso que se les dará un ejemplo en caso de ser víctima de falta de información por parte de estas empresas: Si tiene usted un préstamo de 3000 pesos y su pago refrendario es de del 3% mensual usted deberá pagar 90 pesos de refrendo (donde está incluido el IVA + almacenaje), pero si tiene pago moratorio mensual, es decir que usted vaya a pagar después de su fecha de vencimiento (de 2, 4 o más meses dependiendo de la casa de empeños), si usted se retrasó 10 días, deberá pagar el 2% por día moratorio + los pagos de refrendos faltantes, en este caso de los $3, 000 usted pagaría 60 x 10 días = 600 + 180 en caso de ser dos meses los permitidos, eso quiere decir que pagaría $780 aprox.

Hay empresas que se aprovechan de este tipo de situaciones al no informar, causando que pague cantidades exuberantes por prendas que son suyas, es por eso que muchas personas en mayoría de los son de escasos recursos y prefieren dejar las prendas en pérdida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *