La Voz de Motul

Editorial

In Memoriam Gloria Sosa

Publicado el 14 de Agosto de 2013 en la edición 379

Gloria del Socorro Sosa y Simá nació el 27 de Junio de 1937, en la ciudad de Motul. Hija de José Cupertino Sosa y Valentina Simá, la menor en la familia, sus hermanos Javier, Juan, Nidelvia, Nelia y Elda.

Estudió hasta el tercer grado de Normal en la escuela Educación y Patria y debido a que por una enfermedad tenia capacidades diferentes, no logró concluir su carrera, ya que en esa época, podría haber recibido mucha discriminación por parte del alumnado, por lo que le sugirieron no continuar.

Sin embargo, a temprana edad, forma parte activa en diferentes grupos de servicio en la Iglesia Católica, pertenece a la Juventud Católica Femenina Mexicana(JCFM), fue presidenta de la Acción Católica, participó en cursillos, fue catequista por más de 30 años, miembro de la Adoración Nocturna, Primera voz del coro católico Santa Cecilia, promotora de las asambleas de renovación carismática del Espíritu Santo.

En el periodo del Padre Fernando Villanueva como Párroco en nuestra ciudad, la animó a instruir en el 1° y 2° grado de primaria, abriendo de esa forma la Escuela Parroquial, para lo cual fue habilitado uno de los salones del convento, en donde laboró por más de 20 años.

Pasado este tiempo, trasladó la escuela a su domicilio en la calle 24 por 21 en donde prosigue con su labor de enseñanza, ayudando en la formación de muchos hombres y mujeres que en la actualidad son profesionistas, entre los que figuran médicos, maestros, ingenieros, entre otros y por sobre todo, muchos de ellos ejemplares padres y madres de familia a quienes además de la educación, inculcó un profundo amor a nuestro Salvador Jesucristo.

A la llegada del inolvidable Pbro. Regino Sánchez Graniel como Párroco, surgió el Sínodo Diocesano mediante el cual se forman los Centros Pastorales, tocando en suerte ser una de las coordinadoras del Centro Pastoral No 5 en compañía del gratamente recordado Sr. Miguel Tep (QEPD) y la Sra. Victoria Herrera, con quienes formó un excelente grupo de trabajo, impulsando fuertemente la labor evangelizadora en la catequesis, llegando a tener a su cargo a más de 100 niños.
Además, en esa época era tal el entusiasmo de éste trío de grandes promotores de la religión católica, que lograron equipar al Centro Pastoral con muebles para impartir la doctrina, pizarrones, así como muebles para impartir la Sagrada Misa y la Hora Santa.

El 24 de Julio del año en curso, Gloria es llamada a la presencia del Señor, tenemos la certeza de que en estos momentos ella está más viva que todos nosotros, que se siente saludable, feliz, que disfruta del amor del padre celestial y de la compañía de todos sus seres queridos que le antecedieron en ese viaje de regreso al verdadero hogar, el hogar de donde venimos y al que volveremos cuando el sueño de la vida termina.

Gloria fue un ángel de amor para todos en esta vida y por lo tanto en la otra es un ser más maravilloso que seguramente nos enviará desde el cielo sus mejores bendiciones. La tierra no perdió un ser humano sino el cielo ganó un ángel. ¡Adiós tía Gloria, hasta luego tía Bunich!

Familia Sosa Simá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *