La Voz de Motul

Editorial

Historia de “La Trinchera” de Motul, Yucatán

Por: Antropóloga Silvia Verónica Ruelas Olvera

Motul de Felipe Carrillo Puerto es una ciudad con una amplia historia; ejemplo de ello es que Motul fue la principal zona de producción henequenera alrededor de los años 1880 a 1920, y fue hogar del ilustre Felipe Carrillo Puerto. Sin embargo, la ciudad motuleña también cuenta con breves relatos que han dado identidad a la población sin que ésta recuerde los detalles; uno de ellos es la historia de la esquina de La Trinchera.

Don Desiderio, que hasta marzo del 2012 trabajaba como vigilante en un fraccionamiento de la ciudad de Motul, narró el origen del nombre de dicho lugar; cabe mencionar, aun cuando él no presenció los hechos, supo de ellos porque laboraba en la policía municipal cuando sucedieron.

La esquina de La Trinchera está en la confluencia de las calles 31 con 36 de Motul; y antes era conocida como la Esquina del Huevo, aunque Don Desiderio nunca supo el porqué de dicho nombre. La esquina se convirtió en La Trinchera partir de un enfrentamiento armado entre los guardaespaldas de dos políticos en el año 1958.

Hacia ese año, el comité del Partido Acción Nacional (PAN) se ubicaba en la calle 34 con 31; justo donde hoy se observa una licorería. En frente hacia el sur había una pequeña casa que vendía aguardiente, cuyo propietario era Julio Chan. Y La Esquina del Huevo se encontraba a una cuadra, es decir en la calle 36. Lo que en nuestros días identificamos como un molino, antes había una tienda y en su costado otra en donde se expendían licores; el dueño de la tienda y del expendio era Jorge Martínez.
Cierto domingo, Don Alberto Serrano, ciudadano candidato a la presidencia de Motul por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con sus colaboradores y guardaespaldas acudieron a la tienda de Don Jorge. Por su parte, el candidato del PAN, su guardaespaldas Don Santiago Marín y otros dirigentes también estaban tomando en la casita enfrente de su comité.

Realmente no se sabe el motivo o quién alertó a ambas partes que “el enemigo” se encontraba a una cuadra; pero se supo que el grupo del PAN caminó hacia la otra punta para encarar a sus opuestos. Por su parte, el grupo del PRI decidió esperar a sus adversarios en el lugar en donde se encontraban, es decir se atrincheraron. Una vez reunidos ambos grupos empezaron a discutir; cuando de pronto el guardaespaldas del candidato del PRI, quien estaba a escasos pasos del guardaespaldas del candidato del PAN, sacó su cuchillo de corte (en esa época servía para cortar el henequén) y acuchilló a su similar del PAN.
El candidato del PRI al ver la acción de su empleado, corrió hacia su domicilio, el cual se encontraba a unos 50 metros. Al percatarse de su delito, el hombre corrió detrás de su jefe; pero en su estado de ebriedad o aturdido por sus acciones no corrió lo suficiente, pues fue alcanzado por algunas balas que lo hicieron caer a pocos metros.

Como en esos años había mucha corrupción, las autoridades le dieron vuelta a la hoja al culpar a Don Santiago Marín de haber disparado y matado al hombre que lo acuchilló; pues según, él portaba una pistola.

Entonces, partir de ese día, aquél sitio conocido como La Esquina del Huevo, cambió de nombre por La Trinchera, lugar en donde falleció un guardaespaldas del Partido Acción Nacional y un guardaespaldas del Partido Revolucionario Institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *