La Voz de Motul

Editorial

DON MUNDO RAMÍREZ.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. PUBLICADO EL 26 DE FEBRERO DEL 2014 EN LA EDICIÓN 407 DEL SEMANARIO LA VOZ DE MOTUL.

Don Raymundo Ramírez Vera, uno de los decanos de la ciudad, un hombre serio y respetable, un excelente Rotario que lleva a la práctica el credo de su filantropía, “don Mundo”, como se le conoce, es un hombre que por la vocación de espíritu  alcanzó la sabiduría “Cura y no es doctor, da la comunión y no es sacerdote”, dice de él su hija Magaly; y su sobrino Rubén Ramírez Montero recordó "No es político y fue presidente municipal".

     “Don Mundo” tiene un espíritu franciscano, su modestia es genuina. Una de las primeras observaciones que nos hizo fue con relación a su nombre, el cual es Reymundo y no Raymundo como se le conoce “mi mamá quería que naciera el 6 y ponerme reyes, pero nací a la media noche y me puso Reymundo”, afirmó. Nació en 1926, actualmente tiene 88 años, jugó con el equipo campeón “Cardenales de Motul” 1948-49 de la Liga Peninsular.

Las Águilas del Chuy

Recordó que iniciaron un grupo de amigos, entre los que estaban él y su hermano Carlos Ramírez, los hermanos Benjamín y Julio “El Jiquí”  Espadas, los hermanos Elías, Herbé y Ariel Montañez, Hirám Enríquez, Facundo Martínez, juntos formaron un equipo que se llamó “Las Águilas del Chuy” y empezaron a jugar beisbol. A principios de los cuarentas (1940) del siglo pasado.

     También iniciamos en el basquetbol, en ese tiempo era alcalde Ricardo Rivas, quien uniformó al equipo y le pusimos el nombre “Socorrito Rivas”, en honor a la hija del alcalde. Resultamos campeones de la Liga de Basquetbol de segunda fuerza. Otro de los deportes que practicó es el pin pon o tenis de mesa, llegó a ser tres veces campeón de ésta disciplina.

     “Un tiempo jugamos sóftbol en el patio de la iglesia, donde hoy es el Campo Eucarístico, en esos años estaba el Padre Villanueva. Compramos una planta de luz, uno de los integrantes era empleado de “Pluma y Lápiz” y sacamos una maquina de esas para que nos dé luz”.

Su inicio

Raymundo  Ramírez  Vera fue outfilder. Recordó que cuando entró a los “Cardenales”, el manager Zenón Ochoa, le dio confianza “no tengas miedo, tu eres buen chocador de pelota”, le decía, y lo entrenó, le corrigió muchas fallas de su técnica, y le mejoró su velocidad, corría el cuadro en 20 segundos y con su ayuda logró hacerlo en 15 segundos y medio.

     Cuando debutó con los Cardenales lo pusieron a jugar segunda base tuvo 13 lances. Explicó que cuando a un zurdo lo ponen en segunda se le complica porque pierde tiempo mientras se vira. Fue en ese tiempo que ingenió los lances cargados a segunda con Ariel Montañez.

    Cuando fuimos a Campeche habían tres cubanos: Felix Urueta, Strike Valdés y Miranda. Jugaron 3 juegos en los que disparó 12 hits, 4 x juego, en la revista deportiva “Farmacia Modelo”, salió “ni con 12 hits impidió que perdiera su equipo”.

     Sin lugar a dudas el beisbol es una pasión de don Mundo “el beisbol es el deporte más completo, además de habilidad y destreza física; se requiere talento, ingenio y picardía para triunfar.”   

El Salón de la Fama

El mejor catcher de todos los tiempos de Motul y de Yucatán fue Herbé Montañez, con un brazo poderoso, todos se estrellaban con él en el home, no permitía anotación, parecía de metal, clavado, algunos jugadores sufrieron duros encuentros y lesiones de codos, brazos y piernas.

     Es el único motuleño que figura en el Salón de la Fama del Beisbol en Monterrey por su participación en la temporada 1957 de la Liga Mexicana, incluso hay un busto de él o una placa destacando el hecho.

Única suegra buena

Sandalio “Potrerillo” Consuegra era un pítcher de 48 kilos, una estrella internacional, tiraba durísimo, su brazo parecía un camión. Sólo jugó una temporada con los Cardenales de Motul, en 1948-1949 cuando fuimos campeones, después regresó a las Grandes Ligas. Cuando salió entró José “El Indio” Peraza, que era un poderosos pítcher. La gente decía de Sandalio en la calle “es la única suegra que es buena”.

     Rogelio “el Zurdo” Bolaños tenía un brazo poderoso, el mejor de todos los peloteros, tiraba desde raid fild de aire hasta el cátcher. “La Muñeca” Iturralde era genial con los toques de pelota y el robo de bases; en México tuvo un record de 12 bases robadas  de forma consecutiva, con mañas distraía al pícher.

     Armando “El colorado” Roche tiraba duro pero nunca triunfó, su pelota era muy franca, no tenía curva y desvío, todos le pegaban. “El Pepino” Azamarr era efectivo buen bateador emergente, bateaba hititos. Mario “Zurdo” León de Progreso, bateaba bien. “Charolito” Orta provenía de las grandes ligas de los Estados Unidos, jugaba con los Senadores de Washington.

     En esos años Don Julio Arroyo Concepción fue el que le puso su apodo a su hijo Alvar, que era el “bate boy” del equipo, decía refiriéndose a él  “de mis hijos éste es el negro, flaco y feo, parece un zorrillo”.

Hazañas deportivas

En una ocasión estábamos jugando contra el equipo Progreso, estaba empatado a cero carreras el partido. Ricardo “La Gacela” Fernández se embasó con hit, robó segunda y tercera con un out; Julio “El Jiquí” Espadas jugaba en esa ocasión 3ra base, cuando salió el batazo por tercera, Julio entró a la pelota y fintó tirar a primera, cuando salió el corredor al home para el gane, lo tocó y tiró a primera para el dobléplay.

    Después Julio se embasó y con un passboll llegó hasta tercera base, estábamos en la décima entrada empatados a cero con 2 outs, en ese momento Julio gritó “umpire está ensalivada la bola” refiriéndose al pícher Socorro Molina de Campeche, quien contestó “no está ensalivada, mírala”, al momento que le dice “a ver échamela para acá” y le tiró la bola, momento que aprovecho el “Jiquí” para meter la carrera del gane.

IMG_0050 (Copiar)

Equipo Cardenales de Motul campeón 1948-49 de la Liga Peninsular

Fotografía oficial proporcionado por Don Raymundo Ramírez

Nicolás Naite, Pedro “Charolito” Orta, Justiniano González, Roberto “Guajiro” Ortiz, Leonel Aldama, Zenón Tiburcio Ochoa, Roberto Bolaños, Armando “El Colorado” Roche; en medio: Ariel Montañez, La Muñeca “Iturralde”, Sandalio “Potrerillo” Consuegra, Pepino Azamarr, Julio “Jiquí” Espadas, Luís “El Ruso” Ramírez y el el bat boy Alvar Arroyo Sánchez; al frente; Elías Montañez, Herbe Montañez, Miguel Chiquini, Mario “Zurdo” León y Raymundo Ramírez Vera.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido
A %d blogueros les gusta esto: