La Voz de Motul

Editorial

DIVINIDADES Y DEMONIOS DEL MUNDO MAYA.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. Los Mayas de Mutul, hoy Motul, de toda la península de Yucatán, Tabasco, Chiapas, parte de otros estados; Belice, Guatemala, El Salvador y Honduras compartían las mismas creencias, tenían la misma vida espiritual. Para explicar las causas que producen los más diversos fenómenos naturales organizaron con sus visiones un mundo imaginario formado por seres sobrenaturales, divinidades y demonios a los que adoraban y temían.

      En el pensamiento o cosmogonía Maya los seres sobrenaturales son dioses de diversas jerarquías. A ellos se les otorgó el don de crear todo cuanto existe, las expresiones materiales y las espirituales. Algunos poseen aspectos positivos y negativos, son polivalentes; se presentan de distintas maneras, tienen varias advocaciones, poseen el don de la ubicuidad y ocupan todos los rumbos y niveles del cosmos, son omnipresentes.

    A continuación queremos exponer en este reportaje una propuesta de la cosmovisión Maya, de sus divinidades y sus demonios. En este trabajo tomamos como base las ideas centrales que Eulogio Palma y Palma expuso sobre la filosofía del Pueblo Maya en el capítulo XV de su libro “Los Mayas”.

    Encontramos un documento valioso titulado “Fantasmas”, publicado por el Padre Carrillo en el “Registro Yucateco” en el año de 1846. Vale señalar que el Registro Yucateco fue una de las publicaciones literarias más importantes de Yucatán en el siglo XIX, fue editado por una sociedad de amigos.

     En las páginas 103, 104, 105 y 106 el padre Carrillo reveló la existencia y las características de los siguientes seres sobrenaturales: Balam, Alux, Xbolontoroch, Bokolhaoch, Xtabay y Huahuapach; por cierto, esta versión de la Xtabay es la más antigua que hemos encontrado. Del trabajo del padre Carrillo hicimos una edición cuidando las ideas originales del documento.

    De invaluable apoyo resultaron las aportaciones de Daniel Garrinson Brinton, publicadas en su libro “El Folclore de Yucatán”, en el año de 1883. Cabe destacar que Brinton fue uno de las mayistas norteamericanos más prestigiados del siglo XIX.

     Las propuestas de Eulogio Palma y Palma, las del Padre Carrillo y las de Brinton, las analizamos críticamente a la luz de las aportaciones que en los últimos años han realizado diversas disciplinas y ciencias como la arqueología, la epigrafía y la lingüística.

     Vale destacar que en los últimos 30 años han aparecido importantes estudios sobre el tema de los dioses en Mesoamérica y en especial de los Mayas, a partir del estudio de los Códices coloniales que confirman la seriedad de las aportaciones de Eulogio Palma, del P. Carrillo y de Brinton.

     De una lectura crítica de estos materiales, elaboramos la estructura del cosmos que les sirvió para explicar el origen del mundo. A continuación exponemos las más importantes divinidades y demonios que existen, no incluye a todos.

Hunabkú.- Dios Único. No tenía ninguna forma representativa. Era el autor de todas cosas. Este había creado cuatros dioses gemelos sustentadores del mundo, los cuales estaban distribuidos en los cuatro puntos cardinales.

      Estos hermanos gigantes eran llamados Bacabes, levantaron la tierra que se había hundido al desplomarse el firmamento y sembraron al centro del universo maya una ceiba que conduce al cielo por sus frondosas ramas y al mitnal (inframundo) por sus largas raíces.

     Cada uno de los Bacabes tenía por un año el gobierno del universo. Se les consideraba atletas que cargaban el mundo. Tenían por signo las cuatro letras del computo maya: Kan, Muluc, Ix y Cauac.

IMG_9166_result

A los Bacabes se les representó con los rasgos de un viejo desdentado con el rostro arrugado y el cabello envuelto en una red. Pieza de cerámica (MNA).

Kanal-bacab.- Ubicado en la región sur, tenía como divisa el color amarillo como lo indica la palabra kan. Se le conocía como el gigante amarillo, este era el dios propicio del año, el dispensador de todos los bienes.

      En contraposición a él, en cuanto a sus atributos, había un genio o espíritu malévolo cuya divisa también era amarilla y era nombrado Kanuayeyab, el brujo amarillo del año. Este por el contrario, era el dios cuyo mal influjo se temía, y a él se le atribuían todos los males que sobrevenían durante el reinado de su antagonista.

     A Kanal-Bacab se le adoraba antes de principiar el año pidiéndole bienes y al Kanuayeyab se le adoraba también rogándole disminuyese los males.    

Chacalbacab.- Ubicado en el oriente, su signo es Muluc, su divisa era la roja, entraba al gobierno del mundo al nsegundo año. Se le conocía como el gigante rojo. El mal espíritu correspondiente a este año era Chacuayeyab, el brujo rojo del año.

ZacalBacab.- Ubicado en el norte, su divisa es la blanca, su signo es Ix, entraba al gobierno de la tierra el tercer año. Se le conocía como el gigante blanco. El mal genio correspondiente a este año era el Zacuayeyab, el brujo blanco del año.

Ekelbacab.- Ubicado en el poniente, su divisa es la negra, su signo Cauac, entraba al gobierno el cuarto año. Se le conocía como el gigante negro. El mal genio correspondiente a este año era Ekuayeyab, el brujo negro del año. Este año era de malos pronósticos. Su reinado causaba muchas zozobras.

    Después de los Bacabes, seguían los dioses y distintas deidades de menor importancia. Algunas simbolizaban ideas morales o simbolizaban una virtud, como Ixzuhuykab, diosa del fuego virgen cuyas sacerdotisas debían ser vírgenes y puras como la idea de lo que eran emblema.

    Otros seres eran personificaciones de fenómenos de la naturaleza, eran los ayudantes en el gobierno de la maquina del universo, los ministros de los Bacabes.

    Hunabkú tenía una personificación llamada Chaac o Yumil Chaac, ministro regulador de la lluvia, se le conoce como dios de la lluvia. Tenía como subordinados a Ocná, Ekchuah y Hobnil, dioses particulares de los maizales y sembrados, de los cacaotales y de las mieles, cuya abundancia viene de la profusión de las flores.    

     Las artes comunes y liberales, las industrias y las ciencias y el conocimiento tenían sus divinidades protectoras que formaban otro género de dioses por oficios, como delegados de los principales.

     Ciertos lugares tenían dioses particulares. En Campeche había uno llamado “Kinich Ahau Abán”, dios vengador. En Cozumel otro que llamaban “Tel Cuzám”. En los bosques, en las cuevas, en los cenotes y en algunos parajes había genios misteriosos, especie de semidioses.

     En los hogares había dioses domésticos que eran las patronos tutelares de las familias, los encargados de su pequeño círculo de acción, de darle en pago a sus adoraciones, el bienestar y la ventura.

       Tenían también brujos como Balam, Xtabay, Bolon- toroch, Ekuneil y Uay Cot. Creían en la existencia de animales fabulosos como aves de mal agüero y de ciertos vientos que causaban daños y enfermedades.

     Los mayas creían en una vida más allá de esta. Los hombres buenos y virtuosos que partían de esta vida, eran conducidos a un lugar delicioso, a una inmensa plaza sombreada por una corpulenta ceiba que extendía por todos lados sus frondosas ramas. Bajo su sombra benéfica se gozaba de frescura deliciosa e inagotable. Allí se sentaban los buenos, sin ser perturbados por la más leve pena.

     Allí olvidados de toda fatiga y de toda tribulación, oreadas sus frentes por frescos aires, lisonjeados sus oídos por suavísimos sonidos, departían amigablemente en interminables y amistosos coloquios, y comían manjares dulces y sabrosos, cuyo gusto, siempre nuevo y apetitoso jamás les fastidiaba.

  Lo que sobrevive después de la muerte se llama pixán, y este espíritu invisible que se escapaba del cuerpo, era el que volaba al paraíso a la sombra de la ceiba, o bajaba al mitnal que es el inframundo maya, llamado actualmente infierno.

IMG_9470-1_result

Chaak.- El culto a esta deidad está vigente entre los campesinos. Sus acciones están relacionadas con la producción agrícola, la lluvia, el relámpago y el trueno, se manifestaba en todos los rumbos del cosmos. Varios gobernantes usaron al dios Chaak como parte de su nombre o de su atuendo. En los códices se le representa con cuerpo humano o de serpiente y un rostro fantástico en el que destaca su larga trompa con atributos de serpiente, lagarto o tapir.

IMG_9160_result

Itzamná.- dios supremo del panteón maya, inventor de la lengua maya y de la literatura. Se creía que era creador de todo cuanto existe. Su residencia es celestial y desde ahí dictaba los designios del cosmos, sentado sobre una banda astronómica. Se le asocia con el agua, el rocío, el fuego, el hálito de vida y la muerte.

IMG_9164_result

Ixchel.- diosa de los partos y la medicina, está asociada con la luna, los textiles, el arco iris, la fertilidad de la tierra y la noche. Como diosa vieja tenía un aspecto destructivo que provocaba catástrofes e inundaciones. Es esposa de Itzamná.

IMG_9471_result

Ek´Chuak.- dios de los mercaderes. Le rendían culto en la noche en medio de los caminos. Es el dios del centro del mundo. Sus representaciones lomuestran con rasgos humanos de joven o de anciano y el cuerpo pintado de negro, cola de escorpión, labios rojos y una nariz prominente. Los caminantes llevaban en sus caminos incienso y un platillo para quemarlo, y así, por la noche, donde quiera que llegaban, erigían tres piedras pequeñas y ponían en ellas sendos pocos del incienso y les ponían delante otras tres piedras llanas en las cuales echaban el incienso rogándole al dios Ek´Chuak.

Dibujo_result

X´tab: es la diosa del suicidio y los ahorcados. Se le relacionaba con la vida futura en el paraíso y los suicidas por ahorcamiento recibían su protección. Se consideraba el suicidio como una manera extremadamente honorable de morir, a un nivel similar al de las víctimas humanas de sacrificios, de guerreros caídos en batalla, mujeres muertas de parto, o sacerdotes. Su principal representación gráfica está en el Código de Dresde, de París, donde se le muestra colgando de una soga que le rodea el cuello, sus ojos están cerrados y tiene un círculo negro en la cara que representa la descomposición del cuerpo al morir.

portada-maya_result

Un Ahau.- dios principal del mitnal (infierno), posee nombres que señalan su naturaleza cadavérica: Ah Puch (El descarnado), Cizín (El Flatulento), Yum kimil (Señor de la muerte), o Kimi (Muerte).

   Practicaban el Kex o negociar con la muerte. Esta ceremonia se practicaba para evitar la muerte de los enfermos. Cuando Yum Cimil (Señor de la Muerte), se presentaba rodeando la casa secretamente, listo para entrar y llevarle la vida. Colgaban ollas y redes conteniendo alimentos y bebidas en los arboles que rodean la casa, repitiendo ciertas invocaciones para “negociar” con el Señor de la Muerte, creían que a menudo quedaba satisfecho con las ofrendas permitiendo de esta manera que sane el enfermo.

Ixazaluoh.-  diosa inventora de los tejidos de algodón.

Ixchebeliax.- diosa de la pintura.

Zitbolontún o Citbolontún.- dios de la medicina.

Xocbitún.- dios del canto.

Ahkinxoc.- dios de la música.

Pitzlintec.- dios de la poesía.

Kakupacat.- dios de la guerra.

Balam.- Son cuatro, son los malos espíritus del año, los uayeyabes de los cuatro Bacabes. Por lo general no son visibles de día y si uno los ve significa que pronto se enfermará. De noche están despiertos y alertas. Se citan unos a otros por medio de un pitazo fuerte y agudo; y, aunque no tienen alas, vuelan por los aires con la velocidad de un ave.

     Son grandes fumadores y es creencia que las estrellas fugaces son los cabos de los inmensos cigarros que arrojan desde el cielo. Son los señores del campo, no puede labrarse sin peligro de vida si no se le hacen ofrendas con horchata de maíz, zacá, kool, frijol, el balché y el humo del copal.

     Castiga con las enfermedades que manda a los que tocan los campos si antes no les hacen sus ofrendas. También aterroriza a los habitantes del campo apareciéndoles con la figura de un viejo barbado y tan horrible que es capaz de dar miedo al más valeroso. Le atribuyen la capacidad de pasearse por el aire, desde donde prorrumpe en prolongados silbidos que lo hacen más respetable y temible.

Alux.- Desde que oscurece empiezan a pasearse alrededor de las casas, tiran piedras, silban a los perros y algunas veces les dan de latigazos, de cuya estropeada quedan con tos y se mueren. Afirman que corre más que un hombre, con la particularidad de ser violentos en la carrera de frente y de espaldas. No causan terror a quienes los miran. No temen a la luz, suelen entrara las casas y cargar a los que están acostados de sus hamacas, de modo que no los dejan dormir. En los ranchos juegan con los utensilios de labranza. Son del tamaño de un niño desnudo de 4 o 5 años, con un sombrero en la cabeza. Su contacto produce enfermedades, especialmente escalofríos y fiebres. Es mejor no tratar de capturarlos.

Xbolon thoroch.- Este es el fantasma casero que no hace mal, espanta nomás a los que se desvelan. Como el eco tiene la propiedad de volver los sonidos y los ruidos que se han hecho durante el día, los repite por la noche, el ruido hecho por este personaje causa terror.

Bokol h´otoch.- Se dice que en algunos lugares se oye un ruido debajo de la tierra, semejante al que se hace con el batidor cuando se bate el chocolate y como ese ruido es siempre de noche, lo atribuyen a este diablillo que revuelve las casas. En figura de zorro hace aquel ruido por sólo el placer de espantar a quienes lo escuchan.

Xtabay.- En los lugares más solitarios de las poblaciones, refieren muchos que han visto una mujer vestida de mestiza, peinando su bella cabellera con la fruta de una planta que llamada xaché. La xtabay es muy conocida por toda la población, huye luego que se le acerca alguno, aligerando o retardando el paso, o desaparece, o se deja alcanzar; y como el que comúnmente la sigue es algún enamorado, luego la abraza, y cuando cree encontrarse con una bella mestiza, da con un bulto lleno de espinas, y con los pies tan delgados como los de un pavo, no para en esto el chasco, pues del gran terror que ocasiona la inesperada transformación , resultan privaciones y calenturas con delirio.

X´Thoh chal tun.- Criatura similar a la Xtabay, conocida como “Señorita Pica-piedras”. Con astucia vigila alrededor de los pueblos y cuando ve algún muchacho atractivo le llama la atención golpeando las piedras o con una vasija que lleva consigo. Si el incauto responde a la sugestiva invitación, ella se aleja hacia el monte fingiendo estar avergonzada y allí el amoroso perseguidor se encuentra con la misma desilusión y con la misma suerte que la víctima de la Xtabay.

Ekuneil.- Es una serpiente de cola negra a la que se atribuye una cola ancha y bifurcada que vuela al interior de las casas en donde alguna madre está amamantando; y, tapándole las narices con la cola, le extrae la leche de los pechos. Algunas personas atribuyen lo mismo a otra serpiente, pero de color verde llamada Xchail can.

Yancopek.- Este diablillo penetra en los jarros y cántaros.

Uay Cot.- Es un pájaro hechicero que se oculta en las paredes y lanza piedras en los transeúntes.

Para leer más…

Los Mayas: Disertaciones Histórico-Filosóficas.- Eulogio Palma y Palma, Imprenta Justo Sierra, 1901. Disponible digitalmente en la Biblioteca Virtual Yucatán, (www.bibliotecavirtualyucatan).

El Registro Yucateco.- Periódico Redactado por una sociedad de amigos (1845-49). Disponible digitalmente en la Biblioteca Virtual Yucatán, (www.bibliotecavirtualyucatan).

El Folklore de Yucatán.- Daniel Garrinson Brinton. Ediciones del Gobierno del Estado de Yucatán, 1976.

Los Dioses Mayas.- Revista Arqueología Mexicana, Vol. XV, Núm. 88. Noviembre-diciembre 2007. www.arqueomex.com

Mundo Maya: Esplendor de una Cultura.- Revista Arqueología Mexicana. Edición especial 44. www.arqueomex.com

El Ciclo de la Vida: Las edades del hombre en Mesoamérica.-  Revista Arqueología Mexicana. Volumen X, Núm. 60. Marzo-Abril 2003. www.arqueomex.com

La Muerte en el México Prehispánico.- Revista Arqueología Mexicana. Volumen VII, Núm. 40. Noviembre Diciembre 1999. www.arqueomex.com

 IMG_9190 - copia1_result

“Los ritos indígenas son aceptados por Dios, porque su designio universal de salvación se realiza también de manera casi secreta en la mente de los hombres, mediante iniciativas también religiosas. A todos ellos los considera la Iglesia como enseñanza de Dios, camino que Él hace con los pueblos en sus culturas. De hecho, en todos los pueblos y en todas las religiones hay preciosos elementos que conducen al Dios verdadero, y preparando el Evangelio. Algunas culturas como la Maya, tienen una gran riqueza de textos que muestran su pensamiento religioso y teológico, y hay en ellos mucho del resplandor universal del Verbo, que ha orientado a esos pueblos a vivir bien. La semilla de la palabra de Dios, innata en todo el género humano, atraviesa de un lado a otro la tradición y la sabiduría de los pueblos indígenas y los ha preparado a aceptar más profundamente el anuncio del Evangelio”.

Juan Pablo II

 

Publicado en la Edición 444 del semanario La Voz de Motul el 12 de Noviembre de 2014. 

One thought on “DIVINIDADES Y DEMONIOS DEL MUNDO MAYA.

  1. Hola
    Les comento que en el terreno que colinda con nuestro patio, hay la boca de una cueva, ese terreno le fue arrebatado a mi bisabuela en su lecho de muerte, dicho sea de paso mi difunta bisabuela era bruja, de esas que sacaban suerte, predecían futuro, etc. con fama de certera y pues con clientela que se juntaba hasta dos o tres manzanas con tal que la atendiesen, es decir, era de las buenas. En su lecho de muerte le arrebatan esa parte del terreno que tiene la entrada de una cueva enorme, que abarca casi una manzana completa. Al día de hoy, en las madrugadas se escucha descender un ser alado, grande y de ojos rojos a esa boca de cueva. Suele escucharse de manera más notoria cuando la entrada de la cueva esta obstruida por basura, ya que al limpiar el patio suelen colocar ahi la hierba cortada. Mi teoria son dos posibles soluciones. O es el ser que ayudaba a mi bisabuela en sus tiurales, o bien, es el guardian de las propiedades de la difunta, ya que dicho sea de paso, cuando ella falleció, todas sus pertenencias como alhajas, oro, dinero, documentos, etc. desapareció junto con ella.
    ¿Tendrán ustedes algún caso similar?
    Al día de hoy, alrededor de las tres de la mañana, se escucha el batir de las alas de este ser y posteriormente el aterrizaje en la tierra. Al querer acercarse, provoca escalofríos y una energía negativa que impide acercarse más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: