La Voz de Motul

Editorial

XCAMBÓ.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL.

Para acercarnos un poco al mundo de la civilización maya, ofrecemos la edición de uno de los trabajos de la Doctora Thelma Sierra titulado “Relaciones culturales y mercantiles entre el puerto de Xcambó de la costa norte de Yucatán y el litoral veracruzano-tabasqueño-campechano”, relata en su escrito:

La comunidad xcamboeña habitó en uno de los lugares de la costa más ventajosos para la subsistencia, dotado de agua potable y principales recursos alimenticios, mismos que hábilmente supieron explotar y sacarles enorme provecho, al grado de desarrollarse como uno de los centros de comercio más importantes del periodo Clásico (350-700 d. C.).

Se pudo determinar la secuencia constructiva, se recuperó valioso material cerámico, lítico y de concha, así como una colección de cerca de 600 entierros, la más amplia que se tiene de todos los sitios del norte de Yucatán.

IMG_1327_result

Existe una significativa muestra de vasijas cerámicas que representan los periodos de ocupación que tuvo Xcambó, así como los contactos culturales que mantuvo con diversas regiones.

Basados en el estudió de gran parte de los materiales se han podido dilucidar algunos aspectos importantes, como los procesos de cambio socioeconómico que se suscitaron desde que se gestó el sitio como una pequeña aldea de pescadores, salineros y agricultores incipientes hasta su vehemente florecimiento acaecido hasta por lo menos durante el Clásico Tardío (550-700 d. C.).

Xcambó se asentó en un petén rodeado por ciénega, aunque prácticamente todo el terreno que ocupó fue nivelado mediante la sobreposición de estratos de tierra y piedras, con el objeto de protegerlo de las inundaciones y darle mayor firmeza a sus edificios.

El sitio se extiende a lo largo de un área de 700 metros este-oeste y 150 metros norte-sur. En la parte media se construyó la Plaza Principal compuesta por once edificios de características constructivas que comparativamente con las del resto del sitio son de mejor calidad, tamaño y arreglo.

IMG_1321_result

A una distancia de 250 metros se levantó una pequeña plaza integrada por edificios también de carácter público y algunas unidades residenciales. De esta plaza salen dos caminos o sak be’oob, uno interior que conduce a una residencia situada a 110 metros de distancia; el otro camino parece dirigirse al sitio de Dzemul, localizado aproximadamente a 12 kilómetros de distancia en línea recta.

A ambos lados de la Plaza Principal se construyeron las residencias y otras estructuras diversas, de tal manera que toda el área fue densamente ocupada. Además Xcambó tiene una red de caminos que lo comunicaban con otros sitios cercanos, uno se dirige a Dzemul; otro camino sale del lado sur del sitio con el mismo rumbo para comunicar al sitio de Misnay, localizado a 1.2 km., y un tercer camino parte al norte de la Plaza Principal para llegar a algún punto de las salinas de Xtampú, localizadas a 1 km al noreste de Xcambó.

IMG_1330_result

En Xcambó se han podido determinar dos periodos ocupacionales importantes, cada uno manifestando un patrón de distribución o arreglo distinto:  existen pocos elementos cerámicos que constituyen los indicios de una muy temprana ocupación de Xcambó y que está fechada para el periodo Preclásico medio (800 a. C.-300 d. C.).

Para el Clásico Temprano (350-550 d. C.) el sistema económico-político del sitio aparece reflejado en sus construcciones y disposición. Se construye un centro o plaza pública, localizada en la parte central del sitio, alrededor de la cual se levantaron las residencias, talleres y amplias áreas de depósitos.

IMG_1339_result

Para este periodo es clara la importancia de Xcambó como un centro que administró la producción y distribución de la sal que se explotaba en extensas zonas salineras. Los numerosos depósitos localizados en los estratos inferiores, indican una significativa explotación de otros recursos, además de la sal, para el consumo local y para el intercambio comercial con las comunidades del interior y las más lejanas como la costa oriental y las del Peten,  como lo indica la presencia de materiales cerámicos abundantes en Xcambó de esos lugares.

La importancia de la economía salinera y del punto estratégico de Xcambó seguramente propiciaron que se codiciara su control o administración, al término del Clásico Temprano ya existía una gran actividad comercial orientada hacia la costa nor-occidental y diversas regiones del centro-sur.

IMG_1378_result

Parece ser que a partir del Clásico Tardío (550-700 d. C.) el sitio de Xcambó llegó a su apogeo, las residencias se remodelaron y ampliaron, pero los edificios públicos fueron profusamente modificados como los de la Plaza Principal, y debió ser durante este lapso cuando el sitio se extiende hacia el oriente mediante la construcción de la Plaza pública menor, el sak be’ interior y una residencia que delimita al sitio en el lado este.

Para fines del Clásico Tardío, el comercio a gran  escala que existía con las comunidades costeras nor-occidentales y centro-sur comenzó a desequilibrarse, lentamente Xcambó perdio el acceso a las rutas de circulación, lo cual provocó su caída, al grado de que para el Posclásico (1100-1453 d.C.) el sitio estaba prácticamente abandonado, y era solamente visitado por algunos peregrinos que lo tenían como centro de veneración, como lo evidencian los pequeños templos o adoratorios construidos en la Plaza Principal, y los escasos materiales cerámicos de los grupos Mama Rojo y Navulá 4.

IMG_1322_result

Es durante el Clásico temprano cuando se inicia en Xcambó una fuerte actividad basada en la administración, producción y distribución de la sal en una extensa área costera que debió prolongarse desde el sitio de San Bruno hasta el de La Providencia. Aunado a ello, la explotación de los productos marinos en toda esa zona también debió estar en manos de Xcambó. A la vez, en esta entidad se captaban todas aquellas mercancías que llegaban de lugares lejanos con fines de comercio, principalmente del litoral participaron del uso de un mismo componente campechano-tabasqueño denominado esfera cerámica Canbalam.

La esfera Canbalam se extendio desde la región de Sabancuy por el sur hasta Bocas de Dzilam en la costa nor-occidental de Yucatán e incluso hacia puertos marinos importantes como Jaina, Isla Piedras, Canbalam, Cerro de Caracoles y Xcambó. Entre los materiales diagnósticados de la esfera Canbalam representados en Xcambó están los grupos Baca, Nimum, Pizarra Muña, Teabo, Charote, Koxolac, Encanto, Dzitbalché, Chablekal, Saxché, Chimbóte, Sayan, Cui, así como un amplio repertorio de figurillas estilo campechano.

IMG_1316_result

A diferencia de los sitios de la mencionada esfera Canbalam, Xcambó se hace especial por tener una diversidad cultural o de contacto con otras regiones; el análisis de la cerámica ha puesto de manifiesto que proceden de lugares tan lejanos como el centro-sur de Veracruz, la cuenca norte del Grijalva, el Usumacinta medio-bajo, el peten campechano-guatemalteco, los Chenes y el Puuc. Pero también es muy significativo el hecho de que Xcambó al igual que los sitios de Canbalam no hayan tenido contactos estrechos con la región de la Laguna de Términos”.

     IMG_1326_result    IMG_1338_result   IMG_1366_result IMG_1365_result

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido
A %d blogueros les gusta esto: