La Voz de Motul

Editorial

PALESTINA EN MOTUL, YUCATÁN, MÉXICO.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. La televisión nos tiene acostumbrado a las noticias sobre la guerra. Con frecuencia escuchamos reportes de bombardeos, cierre de fronteras y  enfrentamientos que se viven en la Franja de Gaza, Palestina, un lugar desconocido y enigmático, para acercarnos un poco a ese mundo distante, platicamos con Heba Tallah Shurair, una bella musulmana que engalana desde hace algún tiempo las calles de la ciudad, su nombre significa “Regalo de Dios”.

Su presencia nunca pasa desapercibida, sobre todo por el “Hijab”, que usa en la cabeza, que aquí le dicen turbante o velo “es difícil vivir aquí para una musulmana, algunas veces escucho lo que dicen, creen que uno está loca, lo he escuchado varias veces, algunas mujeres comentan que es bonito”, confesó.

Heba Tallah vive en la Franja de Gaza, Palestina, “desde hace más de 60 años mi país sufre la guerra. La Franja es una jaula. Nadie puede entrar ni salir sin permiso. La frontera se cierra por meses o tiempos indefinidos. Ahora nadie puede entrar ni salir. La economía se complicó por el cierre de la frontera.

 

 

IMG_2523_result

 

Esto ha propiciado que no haya gasolina; pero, si no hay gasolina, no hay luz y no hay agua “estamos acostumbrados a la guerra. Cuando empezaron los bombardeos hace más de 10 años, la gente se asustaba, pero eso ya pasó, ahora cuando cae una bomba la gente de inmediato se acerca para ayudar y ver quién murió”.

A pesar de todo, Heba Tallah extraña su país, sus calles, sus sobrinos, su familia, sus amigos, su vida “lo que más me gusta son los niños y los gatos. Le gusta leer, estudio dibujo. Su sueño es ser cultora de belleza. Es hija de Hamuda Shurair. Es la tercera de 9 hermanos, quienes viven con su madre en la Franja.

Cultura  

En mi país el hombre manda. Las mujeres se casan y se quedan a cuidar a sus hijos “el esposo debe de darte todo, tu trabajas en tu casa, es la forma como contribuyes con la familia”. Los hombres no aceptan que las mujeres trabajen, sobre todo con otros hombres. El atuendo de las mujeres es la Abaia, vestido largo oscuro. Se usan colores serios que no llamen la atención. El baile tradicional es dabkí.

Cuando un hombre se quiere casar, en algunas ocasiones le pide a su mamá que le busque una muchacha. Sólo algunos familiares o amigos pueden enterarse. La muchacha tiene una o dos semanas para decidir si acepta casarse con el muchacho. El novio es el que va a la casa de la muchacha a pedir permiso para casarse. Se casan por lo civil para que puedan conocerse más. Cuando la mujer se casa se cambia el apellido, porque ya pertenece a otra familia.

Ahora hay cambios, hay hombres que buscan mujeres para que los ayuden trabajando con el gasto de la casa. El amor es interior, no es sexual. La gente en la calle sólo le puede agarrar la mano a su pareja. No existen besos ni abrazos en la calle. Las mujeres no bailan en un lugar abierto. Los matrimonios realizan su vida sexual en la casa. En la intimidad.

La comida

En su país la gente como muchas verduras. Una de sus comidas tradicionales es el magluba, un guiso que se elabora con verduras, arroz y carne o pollo. Se prepara como un pastel. En el recipiente se pone primero la carne, después las verduras y encima el arroz. Se sirve volteando el guiso en forma de pastel, quedando la carne encima. La comida cotidiana se sirve en dos platos, uno del guiso y otro de tortillas. Se usa crema en las comidas. Ahí las tortillas son muy grandes.

El Islam

Los musulmanes tienen la obligación de leer el Corán, que es el libro de Dios. Ahí dice que hay un solo Dios, que le llaman Alá, que no tiene hijos ni padre. Existen los profetas, seres humanos intermediarios ante Dios. Alá sólo reconoce 3 religiones el islam, el judaísmo y el cristianismo.

Existen 3 profetas: Moisés, Jesús y Mahoma. Jesús es un profeta. Sabemos que todavía está vivo. No murió. Una parte del Corán habla sobre María y Jesús. El Islam es muy estricto, por ejemplo el alcohol, está prohibido.

Así se explica el uso del “Hijab”, al respecto “Dios dijo que la mujer no debe de llamar la atención de los hombres, por eso las mujeres no se deben de arreglar y salir muy hermosa”.  Algunas personas creen que el uso es una costumbre.

Está prohibido que una musulmana se case con alguien de otra religión. El hombre tiene que convertirse al Islam.

El Ramadán

Es el mes de Dios. Es un mes de ayuno y oraciones. Se realiza en el noveno mes del calendario Árabe. Durante el día no comen ni toman agua. Nada entra a su boca. Se realizan 5 oraciones. Una a las 5 de la mañana, otra al mediodía, cuando el sol está a 90º  grados. Otra como a las 3 o 4 de la tarde y la final en la noche como a las 8 o 9. En las noches, acuden a la Mezquita y se ponen a orar, no se quedan sentados, se hacen oraciones con humildad, postrado ante Dios.

Motul

Le gusta la tranquilidad de la ciudad, pero el calor llega a ser sofocante porque es demasiado húmedo, “en mi tierra es seco, es más soportable, aquí en ocasiones me dan ganas de quitar mi “hijab”, aseguró Heba Tallah.

Le gusta le lectura en general. Casi no ve televisión “los noticieros solo dicen noticias malas de la guerra” aseguró.

No hace cosas de las que no está segura. No acostumbra hablar con personas desconocidas o extrañas. Le han hecho varias propuestas para cortejarla, pero no les hace caso. Sobre los hombres de Motul opinó “Aquí hay muchos hombres flojos que toman mucho alcohol. Ahora lo que me importa es que en Motul estoy realizando mis sueños”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: