La Voz de Motul

Editorial

EL CARDENAL ROJO, AVE EMBLEMÁTICA DE MOTUL.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. EL CHACDZIDZIB, CARDENAL ROJO. PUBLICADO EN LA EDICIÓN 310 DE LA VOZ DE MOTUL EL 18 DE ABRIL DE 2012.

Desde finales del siglo XIX, el humanista e historiador motuleño Eulogio Palma y Palma distinguió al chacdzidzib o cardenal rojo, como ave emblemática de Motul; por lo que decidió nombrar a su hacienda, ubicada al norte de la ciudad, cerca Dzemul, con el nombre maya de “Chacdzidzib”, que significa cardenal rojo. El cardenal rojo o “chacdzidzib, con la cultura henequenera a lo largo del siglo XX expresó el amor y el orgullo de la identidad motuleña o motulinidad.

El cardenal rojo es macho, se distingue por su distintivo copete o “pot” llamado en maya, con un antifaz negro en la cara. La hembra tiene plumaje opaco mezcla de rojo y café. El chacdzidzib es un pájaro cantor de tamaño medio, con una longitud corporal de 21 a 23 cm, pesa aproximadamente 45 g. El macho es ligeramente más grande que la hembra. Su nombre científico es Cardinalis cardinalis. Habita en Motul, Yucatán, México, Centro y Norteamérica. Su nombre hace referencia a los Cardenales de la Iglesia Católica, quienes usan distintivas prendas de color rojo.

Para los motuleños, el cardenal rojo es el rey de las aves. Por su belleza, porte y elegancia, fue adoptada como mascota por uno de los primeros equipos de beisbol que surgieron con el impulso modernizador que Felipe Carrillo Puerto imprimió a la ciudad a partir de 1904.

En los Estados Unidos, el cardenal es la mascota de los Cardenales de San Luís, de la Liga Nacional de beisbol; y de los Cardenales de Arizona, de la Liga Nacional de Fútbol. En deportes universitarios es la mascota de varias universidades. Varios Estados de la Unión Americana la tienen adoptado como ave estatal: Carolina del Norte, Virginia Occidental, Ohio, Illinois, Indiana, Kentuky y Virginia.   

En Motul, el beisbol logró su apogeo a mediados de los años cincuentas del siglo XX, y los “Cardenales de Motul” fue el equipo representativo de la ciudad que logró despertar el amor y la pasión por lo nuestro, por la identidad del motuleño. Además existe pasión y fascinación en muchos motuleños por domesticar esta ave de regia belleza y canto seductor. Se estima que existen cerca de 500 cardenales en cautiverio, solo en el municipio de Motul.

La dieta del cardenal consiste principalmente semillas de chichibé, hierbas, granos y frutas. Le gusta el tomate y el chile habanero. Se alimenta de lo que encuentra en el suelo y busca su comida mientras da saltos en la tierra a través de árboles o arbustos. También come escarabajos, cigarras, saltamontes, caracoles, frutos, bayas silvestres y maíz. En cautiverio la base de su alimentación es el alpiste.

El macho tiene un comportamiento territorial, delimitando su territorio con su canto. Puede perseguir y agredir a otros machos que ingresen a su territorio. Como parte de su cortejo, el macho alimenta a la hembra de pico a pico con semillas. Anidan en arbustos de 1 metro y medio a 2 y medio metros de altura. Anidan a fines de primavera poniendo la hembra de 2 a 3 huevos. Ambos sexos poseen prominentes copetes y fuertes picos de color coral brillante y forma cónica.

El cardenal aprende sus canciones, y como resultado las canciones varían regionalmente. Es capaz de distinguir fácilmente el sexo de otro cardenal que se encuentre cantando tan sólo por su canción. Ambos sexos cantan patrones de canciones claros, los cuales son repetidos varias veces, y después varían.

Los cardenales emparejados con frecuencia viajan juntos, y en ocasiones cantan juntos antes de comenzar a anidar. Durante el cortejo también pueden presentar un comportamiento afectivo donde el macho recolecta alimento y se lo lleva a la hembra, alimentándola de pico a pico. Si el apareamiento es exitoso, esta práctica puede continuar a lo largo del periodo de incubación.

Los jóvenes son cafés en la parte superior y cafés rojizos en la parte inferior, con penacho, frente, alas y cola de color rojo ladrillo, mientras que las patas y las garras son de una tonalidad café-rosa oscura y el iris de los ojos es de color café. No existe información sobre la población de esta ave, se teme que por la pesca furtiva e ilegal este mermada.

Como parte del proceso de su domesticación, se capturan cardenales polluelos en el nido y se les cría. Poco a poco se adaptan y son preparados para el canto, hasta convertirse en cardenales “maestros”, que sirven para su captura furtiva e ilegal. Con su canto el cardenal “maestro” invade el territorio de otro cardenal para atraerlo, desafiándolo hasta que cae en la bocatrampa durante el pleito.

Agradecemos a nuestros amigos y colaboradores Manuel Soberanis Soberanis y Manuel Can May sus comentarios. Para mayor información consultar en internet wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido
A %d blogueros les gusta esto: