La Voz de Motul

Editorial

FUNERARIA AGUILAR.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. RECUERDOS 2009. FUNERARIA AGUILAR, 40 AÑOS DE HISTORIA. PUBLICADO EL 7 DE AGOSTO DE 2009 EN LA EDICIÓN 169 DE LA VOZ DE MOTUL. TRABAJO REALIZADO POR MARIA ISABEL PECH ALPUCHE.

40 años se dicen fácil, pero estos sólo pueden lograrse cuando una familia exitosa decide con sensibilidad, sencillez y entrega, la difícil tarea de servir en los momentos más difíciles de nuestras vidas. Nos dimos la tarea de platicar con el Sr. Heberto Aguilar y Ortega, un hombre amable, de sonrisa agradable y siempre listo para hacer sentir bien a los demás.

Entrevista al Sr. Herberto Aguilar y Ortega

¿Cómo nace la idea de crear una funeraria aquí en Motul?

Cuando veía la angustia de tanta gente humilde que no podía pagar un funeral digno para sus seres queridos, además que era demasiado complicado hacer estos trámites en la ciudad de Mérida, es así como en 1969 la funeraria Aguilar empieza a prestar sus servicios a la comunidad.

¿Por qué una funeraria?

Desde que era un niño mi deseo más sólido era que los motuleños contaran con los servicios necesarios y que en el último adiós a sus seres queridos sea en un funeral digno, en el que prevaleciera el cariño y respeto por ellos.

¿Cómo se desarrolla durante este tiempo?

(El Sr. Aguilar con expresión melancólica recuerda con cariño un sinfín de anécdotas). Gracias al decidido apoyo de mi familia que siempre se mantuvo al tanto de las funciones del negocio ya que en el año de 1974 uno de mis más grandes anhelos de servir a la comunidad, se ven cristalizados al estar al frente de la presidencia municipal de este mi Motul que tanto amo, y es durante esta etapa que por cuestiones de tiempo delego la administración total de la misma a mi esposa María Isabel Avilés, quien acertadamente y con ese toque especial que siempre ha tenido, su entrega y dedicación, mantiene la calidez del servicio que siempre nos ha caracterizado” y recuerda como uno de sus grandes logros, en ese tiempo, cuando el entonces gobernador del estado Don Carlos Loret de Mola le encarga la difícil tarea de convencer a los tabladeros de realizar las corridas de toros en otro lugar que no fuera el campo de béisbol o lo que en aquel entonces llamaban la “Alameda”, tras una serie de platicas con los lideres tabladeros de aquel entonces que eran Don Beto Serrano(+), Don Basilio Pech(+) y Don Salvador Mendez(+) q.e.p.d. y los hermanos Jorge y Salvador Pat Aké; logra con muchas dificultades que en los terrenos de la ex  estación de ferrocarriles se dé la primera corrida de toros en honor de San Juan Bosco y después la de la fiesta de julio, logrando así el anhelado sueño de muchos de poner en marcha e inaugurar en su mandato presidencial la plaza cívica en honor y memoria del mártir del proletariado: Don Felipe Carrillo Puerto.

¿Cuál es su sentir en este momento?

Me siento muy honrado que sea uno de mis hijos la persona que coordina para todos ustedes el proceso de preparación que el doliente necesita para sentirse respaldado en los momentos más difíciles, con el  más completo corporativo que gracias a la confianza de ustedes es el mejor en su ramo, en una empresa orgullosamente motuleña, y a todos ustedes muchísimas gracias por su confianza.

img032_result

María Isabel Avilés

Mujer emprendedora y madre de familia”

María Isabel Avilés, una mujer sencilla, trabajadora, madre de familia, ama de casa y con cualidades sorprendentes que ella misma no pensaba para sacar adelante el negocio familiar, cuando por cuestiones de tiempo su esposo el Sr. Herberto Aguilar y Ortega decide cerrar la funeraria de su propiedad. Ella recuerda con nostalgia, lo mucho que tuvo que trabajar en su negocio, que aunque ya conocía su manejo y del cual dependía su familia con 9 hijos que atender, mantener y educar; decide tomar por completo la administración de la funeraria, tarea difícil, ya que no había un horario específico de trabajo y eran muchos los desvelos que pasaba porque la mayoría de las veces se requería del servicio muy entrada la noche o de madrugada, y a falta de dinero para tener personal de tiempo completo, tenía que atravesar un tramo oscuro dentro de su mismo patio para llegar a un pequeño lugar donde se daba el servicio, ya que no se contaban con los recursos ni con la estructura necesaria.

Con la convicción de que un mejor lugar para trabajar y los recursos adecuados decide hacer su primer préstamo, de muchos otros que haría y contrata a un carpintero de tiempo completo, al Sr. Ángel Can y adquiere una carga de madera para empezar a elaborar allá mismo las cajas que en aquel entonces se requerían. El Sr. Héctor Pérez Rodríguez de la funeraria “Pérez Rodríguez” a quien recuerda con mucho cariño y respeto, pues siempre los apoyó las veces que fueron necesarias, y es con él con quien realiza un convenio para cada que se requiera enviara la carrosa para los servicios y también enviaba a un forrador para que enseñe a forrar las cajas de madera y que ella misma aprendió.

Estando al frente, viendo las necesidades del negocio y con 9 hijos que sacar adelante decide adquirir una carrosa para complementar los servicios, ya que resultaba demasiado costoso pedirla a Mérida. En 1984 con la meta fija de crecer, mejorar y complementar los servicios, compra una casa en la calle 33 x 32 y a base de mucho esfuerzo la adecúa como sala de velaciones, misma que durante muchos años enfrenta tiempos difíciles, debido a que en un principio la gente acostumbraba “despedir” a sus seres queridos en sus casas, por lo que la sala de velación tenía muy poca demanda. Recuerda con mucho cariño y orgullo que es el más pequeño de sus hijos que desde muy temprana edad la acompaña en sus trabajos y desvelos y es quien desarrolla el mismo gusto y cualidades por este trabajo.

Su mejor recompensa es ver sus sueños cristalizados en una empresa que ha crecido y se ha fortalecido en una semilla que sembraron en el corazón de su hijo y que ha llevado a la cima de la excelencia con su tenacidad, esfuerzo y dedicación, que además se siente muy orgullosa de su familia y aunque en la actualidad la mayor parte de su tiempo la pase en el extranjero con sus hijos, su corazón y sus mejores deseos siempre estarán aquí, en el pueblo que la vio nacer Motul.

img031_result

En 1991 Géner Santiago Aguilar Avilés contrajo matrimonio con Marilín Ceballos.

Géner Aguilar Avilés

“Un hombre de servicio, con visión y un espíritu inquebrantable”

 En el año de 1987, a sus 17 años Géner Aguilar Avilés recibe la administración de la funeraria y de la sala de velaciones a tres años de ser adquirida de manos de su señora madre doña María Isabel Avilés tras doce años de haber estado al frente de la misma. En aquel entonces ya contaba con carrosa propia, chofer y una carpintería con empleados de tiempo completo y se continuaban forrando las cajas en el mismo lugar.

Con un puñado de sueños en la mano y un mundo de ilusiones por realizar a su corta edad y con el ímpetu propio de la juventud, decide hasta dónde quiere llegar con su empresa cambiando la imagen y adquiriendo una nueva carrosa. Se manejaban tres tipos de cajas: la económica (de madera lisa y forrada en tela de tusor blanca), la de biscotela y la cuadrada en tela de astracán en color gris obscuro y que en muchas ocasiones se tenía que hacer sobre-medida. Y es en esta administración que se empiezan a manejar las cajas metálicas y de cedro, traídas desde Guadalajara, que ocasionaba el temor que no se vendieran por sus altos costos y decide ampliar el giro, abriendo sucursales en Buctzotz y Conkal con excelentes resultados, mismas que en un futuro decide cerrar por falta de tiempo para atenderlas.

Su rostro pícaro se ilumina al recordar curiosas anécdotas a lo largo de todo este tiempo, nos cuenta que un día en la desfibradora San Carlos de Baca, sucedió un lamentable accidente en el que es arrollado un ciclista y son requeridos los servicios de la carrosa, en esa ocasión lo acompañaba su buen amigo “Neneyo” quien caminaba despreocupadamente en el lugar de los hechos, cuando de repente su rostro se torna pálido y desencajado, con voz entrecortada por el miedo y tartamudeando intenta hablar y dice: Ge-Ge-Ge ¡Me jala! ¡Me jala! ¡Géner me está jalando el muerto! Rápidamente me acerco a mi amigo paralizado por el pánico que siente y noto que los bajos de su pantalón se habían atorado accidentalmente en el manubrio de la bicicleta del accidentado y que este le impedía desplazarse. ”Otro día nos entregan en Mérida el cadáver de un conocido personaje de nuestra localidad, el cual nos encargamos de trasladar a esta ciudad, al cual le había sido amputada una pierna. Al recibir sus familiares el cadáver amortajado en el lugar de la pierna amputada, le había sido colocado el cadáver de un niño recién nacido. ¡Imagínese el tremendo susto que recibió la familia!, cuando se disponían a vestir a su difunto para darle cristiana sepultura”, en esos días llega a dar una función de teatro nuestro queridísimo actor regional don Héctor Herrera “Cholo”, y ya saben que él era muy dado a recabar los chismes locales y decía durante su función: “Aprovechen, aprovechen, la funeraria Aguilar muertos al dos por uno”.

En la actualidad nos dice que la mejor herencia que pudo recibir es la enseñanza del trabajo, la entrega, la dedicación y la imagen de un negocio exitoso heredado de una familia exitosa, que lo condujo hasta donde hoy se encuentra en la conformación de un corporativo pensado en usted.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: