fbpx

La Voz de Motul

Editorial

RECUERDOS. SE DESPIDIÓ EL REJONEADOR RODRIGO SANTOS.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. ANDRÉS ROMERO CORTÓ DOS OREJAS Y RODRIGO SANTOS SE DESPIDIÓ DE MOTUL, TARDE DRAMÁTICA PARA LOS FORCADOS DE TEZIUTLÁN PUEBLA. PUBLICADO EN LA VOZ DE MOTUL. TRABAJO REALIZADO POR MANUEL CAN MAY.

Emotiva fue la despedida de la Monumental Avilés del rejoneador potosino Rodrigo Santos tras casi 27 años de recibir la alternativa en marzo de 1990 de manos de Gerardo Trueba.

Su alternante Andrés Romero se llevó la tarde al cortar dos orejas a un ejemplar de Mimiahuapam.

El encierro comenzó con la presentación de los Recortadores Goyescos Españoles, en ésta ocasión con Diego Navarrete, Jorge de Jesús Gleason Jr.  el valenciano Enrique “El Flaco” Pérez y Emanuel Ayala de Aguas Calientes, debido a que dos de sus elementos se encuentran lesionados, Juan José Martínez Majete quien estuvo en la plaza con un brazo enyesado y Víctor Grimaldo quien se encuentra en el hospital tras ser operado debido al percance que sufrió en la pasada feria de  Espita al ejecutar “El Salto del Ángel”.

Un precioso cárdeno claro del hierro de San Marco de nombre “Tapatío” con 540 kilos de peso fue su primer enemigo, que presentó serias dificultades debido a que era un toro muy alto pero que con agilidad y destreza lograron realizar las suertes sin ningún contratiempo recibiendo una gran ovación al dar la vuelta al ruedo.

En el último de la tarde, un zaino cornipaso de la ganadería de “Quiriceo” de 540 kilos. Que al igual que el primero tuvo movilidad y permitió el juego a los recortadores.

Secuencia del “Salto del Ángel” Ejecutado por Enrique Pérez

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por su parte en la lidia de rejones, fue Rodrigo Santos el primero en ejecutar en el segundo de la tarde de nombre Kambul, un negro ligeramente bragado bienarmado de cornamenta con 580 kilos de peso y del hierro de San Marcos, el cual salió muy distraído tardando mucho en enterarse de la lidia y al cual Rodrigo logró encelar al torear a la “Grupa” al cual solo le colocó un rejón de castigo por lo que llegó con mucha fuerza al siguiente tercio en donde propinó una soberana paliza a los forcados.

El caballista erró mucho en el tercio de banderías para pasaportarlo de un estoque profundo pero trasero, lo que bastó para que rodara.

Salto Ejecutado por Diego Navarrete

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En su segundo turno con el cuarto de la tarde, otro negro bragado de San Marco de nombre Faisán, a quien el rejoneador en despedida le colocó tres rejones de castigo, en el tercio de banderías sobresalió un par a dos manos y un par de cortas, fallando en tres ocasiones en el rejón de muerte, por lo que tuvo que desmontar para descabellar sufriendo una aparatosa revolcada sin consecuencia para luego levantarse y ejecutar con la espada corta.

Salto Ejecutado por Jorge de Jesús Gleason

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al finalizar su faena, dio su última vuelta en ésta plaza acompañado por la banda con “Las golondrinas” en señal de despedida recibiendo aplausos y muestras de afecto a su paso.

El rejoneador ibérico Andrés Romero por su parte, se llevo la tarde al lidiar al tercero de la tarde un ejemplar de Mimiahuapam de nombre Bienvenido con 540 kilos sobre sus lomos, con imponente presencia de toro.

Con una preciosa cuadra de caballos, muy bien educados a la alta escuela, caballos lusitanos especiales para el toreo a caballo, colocó tres rejones de castigo uno en buen sitio y dos traseros, luciendo mucho en el tercio de banderías colocando en buen sitio dos pares normales y tres cortas para luego concluir su faena con una estocada profunda pero ligeramente trasera que bastó para que el burel rodara casi de inmediato, cayendo de manera espectacular lo que motivo que el tendido solicitara los dos apéndices siendo concedido por el Juez de Plaza Mtro. Ariel Avilés.

En su segundo turno el rejoneador español en un gran gesto de compañerismo y respeto, hizo salir al tercio a su alternante Rodrigo Santos a quien le dedicó la faena.

Motuleño de San Marcos, un cárdeno oscuro ligeramente bragado de 545 kilos correspondió al quinto de la tarde para el rejoneador español, quien le presentó mucha dificultad sobre todo al momento de tirarse a matar ya que el burel alzaba mucho la cabeza lo que no permitió colocar bien el rejón pinchando hasta en siete ocasiones recibiendo dos avisos de la autoridad, para bajarse de su cabalgadura y ejecutar al segundo golpe de descabello.

Lo dramático se vivió con los forcados de Teziutlán Puebla quienes intentaron en tres ocasiones realizar la pega, cosa que no consiguieron debido a que como dijimos con anterioridad el toro “Kambul” al tener un solo rejón de castigo llegó al segundo tercio con mucha fuerza y haciendo valer sus 580 kilos, pasó por encima de los forcados como un ferrocarril, lesionando a tres de los poblanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estaban Sosa, forcado de cara que intentó las tres pegas fue uno de los lesionados, al igual que sus compañeros Ángel Bernal y Rodolfo Rodríguez quienes tuvieron que ser trasladados al hospital uno con probable fractura de brazo.

El público asistente los despidió con fuerte ovación como premio a su valentía y arrojo.

Secuencia de las fallidas pegas de los Forcados

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Secuencia de la otra pega fallida de los Forcados

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los “sobrevivientes” de los forcados de Teziutlán Puebla al término de la corrida, ellos son: Ricardo Salas, Miguel Díaz, Alfredo Molina, Juan Pablo Alférez, Sergio Montero y Jhonatan Morales, valientes entre los valientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: