La Voz de Motul

Editorial

El Cacicazgo de Ceh Pech.

EL CACICAZGO DE CEH PECH, JUAN GÓNGORA CASTILLO

La gran Cultura Maya que floreció en Yucatán después de haberse derrumbado en los altos de Guatemala, había tenido una existencia cultural pura y un desarrollo propio durante muchos años. Pero ésta situación fue alterada con la incursión de influencias culturales de fuera.

Entre los años 415 al 435 de N. E., aproximadamente, grupos denominados Putunes, probablemente procedentes de las tierras del actual Estado de Tabasco, comenzaron a entrar a Yucatán. Un grupo de éstos, llamado Itzáes ocupo en aquel tiempo las tierras cercanas a la laguna de Bacalar. De aquí siguieron su camino hacia el noroeste, llegando a la ciudad de Chichén Itzá, estableciéndose ahí  entre los años 495-514. Sin embargo, abandonaron ésta ciudad por primera vez, casi un siglo después de ocuparla.

Tres siglos después, en el año de 987 y tras 40 años de peregrinar desde Chakanputún, donde se habían establecido después de abandonar Chichén Itzá, los Itzáes regresan a ésta ciudad, acompañados por Quetzalcóatl- Kulkulkán. De su llegada Landa nos relata, “que entró por la parte del poniente y que difieren en si entró ántes (sic) o después de los Yzáes o con ellos”

Esta segunda llegada de los Itzáes, coincidió con la entrada de los Xiues, procedentes de Nonoualco, bajo el mando de Ah Suytok Tutul Xiu, quienes se establecieron en Uxmal , entre los años 987- 1007, después de haber habitado en Chacnabitón al sur de Chakanputún. (p. 1 )

Después de haberse establecido los Xiues en Uxmal, el Gobernador de ésta, junto con los de Chichén Itzá y Mayapán y en unión con otras Ciudades-Estado, se confederaron para gobernar la península Yucateca.

Por causas que se desconocen, Kukulkán tuvo que abandonar Mayapán, tal vez para regresar a sus tierras de origen, Landa nos dice: “Que partido Cuculcán, acordaron los señres, para que la república durase, que el mando principal lo tuviese la casa de los Cocomes por ser la más antigua y más rica y por ser el que la regía entonces hombre de más valor”

De esta forma quedó bien establecida la política de gobierno de la llamada Liga o Confederación de Mayapán, bajo el mando de los Itzáes, Xiues y Cocomes, en Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán respectivamente. Esta alianza duraría casi dos siglos, del año 987 al 1185.

La existencia de ésta alianza, terminó por disensión entre sus jefes. El protagonista principal fue Hunac Ceel, también llamado Ah Tapay Noc Cauich, quien atacó a Chac Xib Chac señor de Chichén Itzá, debido a que éste había ofendido gravemente a Ah Ulil señor de Izamal. Pero Hunac Ceel, después de derrotar al señor de Chichén Itzá, (p. 2) atacó al señor de Izamal también, quedando dueño de la situación. A partir de la destrucción de esta alianza, se inició el período denominado “Hegemonía de Mayapán, en la que los Cocomes, descendiente de Hunac Ceel, siguieron una política despótica y centralizada, esclavizando a la gente, auxiliándose con mercenarios de origen Nahua contratados en Xicalango.   Esta actitud hostil fomentaría el resentimiento sobre todo de los Xiues, quienes bajo el mando de Tututl Xiu, arrasaron la ciudad de Mayapán en 1450, asesinando a los Cocom, salvándose salmente uno quien se encontraba en Honduras en una expedición comercial.

A partir de la destrucción de Mayapán, la península de Yucatán, debido a la pérdida del control central ocasionada por la guerra civil, quedó fraccionada en provincias o cacicazgos, siendo políticamente independientes unos de otros y cada uno con su propio rey o cacique. Esta situación encontraron los españoles en Yucatán a su arribo.

Es muy probable que los mayas sabían ya, desde tiempo atrás de la llegada de los hombres y barbados. Los mayas tenían una concepción fatalista de la historia, en la que los ciclos de su calendario, después de haberse completado se repetían irremediablemente.

La entrada de los españoles coincidió precisamente con la repetición del ciclo Katún 13 Ahau, y éste mismo, había sido tiempo atrás el de la invasión Nahua y la venida de Kukulkán.

Los mayas tenían sacerdotes o profetas encargados de conservar éstas tradiciones. Hubo uno llamado Ah Xupan Nauat quien vivió en el siglo XI y que anunció el regresó de Kukulkán.

En fin, son varias las fuentes que mencionan a éstos (p. 3) profetas. Entre los más famosos se encuentran el ya mencionado arriba; Ah Kauil Chel, Napuctun, Natzin Yabún Chan, Chilam Balam y Nahua Pech. Se cree que este último vivió en tiempos de la caída de Mayapán y probablemente fué miembro de la poderosa familia Pech que gobernaba la provincia de Ceh Pech en tiempos de la conquista. [….]

Los Pech llegaron a tener un gran dominio, que se revela en el hecho de haber dado su nombre a dos de las provincias más importantes en que estaba dividida la península, en tiempos de la conquista; la de Kin Pech o Can Pech y la (p. 4) de Ceh Pech (p. 5)

Probablemente después de la destrucción de Mayapán, en 1450, un tal Nohcabal Pech, fundó el cacicazgo de Ceh Pech,  estableciéndose  su capital en Motul. Es muy posible que haya sido un pariente cercano del señor de Mayapán.

El cacicazgo de Ceh Pech limitaba al norte con el golfo de México, al oriente con el cacicazgo de Ah Kin Chel, al sur con los Chacan y Ah Canul y al poniente con el Golfo de México. Sus principales poblaciones fueron Telchac, Kiní, Dzemul, Xulcumchel, Cacalchén, Sinanchén, Yobaín, Euan, Kinicama o Muxupip, Itzimná, Chicxulub, Chuburná, Nolo, Tixkokob, Yaxkukul, Baca, Ixil, Cholul, Conkal y otras.

Recibía el nombre de Halach Uinic, el jefe que mandaba en cada uno de los cacicazgos. Estos a su vez se dividían en distritos llamados cacabil, con un jefe menor denominado Batab. Los miembros de una misma familia o linaje gozaban de éstos cargos.

En el caso de Ceh Pech, los españoles encontraron que su Halach Uinic era entonces Naum Pech, (descendientes de Nocabal Pech), quien residía en Motul. Sus parientes cercanos eran los Batab de cada uno de sus distritos: Ixil, Itzam Pech en Conkal, Ah Kom Pech en Xukul Cheel, Nakuk Pech en Maxtunil, Macan Pech en Yaxkukul, Ah Kun Pech en Muxupip, etc.

Después del fracaso de su primer intento de conquista iniciado en 1527, los españoles bajo el mando de Montejo el Adelantado desistieron en 1529.

El segundo intento se inició en 1531habiéndose establecido Montejo, en Campeche, de donde envió a su hijo Montejo el Mozo, por la costa, hacia el norte de Yucatán, pues tuvo noticias de que los cacicazgos de esa región eran menos belicosos que los demás. (p. 5)

El Mozo después de recorrer la costa norte halló un lugar propio para desembarcar en alguna parte costera del cacicazgo de Ceh Pech. Su desembarque en 1532 fue enteramente sin oposición.

Entonces los españoles prosiguieron tierra adentro, donde Montejo estableció contacto directo con los jefes de la familia Pech.

Los Pech, aunque poderosos, gobernaban gente pacífica, y en vista de ciertas enemistades con jefes vecinos, dieron su amistad y apoyo al Mozo. El cacicazgo de Ah Kin Chel, que colindaba al oriente con Ceh Pech, hizo lo mismo.

Los Xiues de Maní, se mostraron grandes aliados desde el primer momento.

En la mentalidad de los mayas de Ceh Pech y Ah Kin Chel habían influido mucho en las antiguas profecías, que anunciaron el pronto retorno de Kukulkán y su gente. Con la llegada de los españoles, quizá vieron cumplidas las profecías, en especial éstas dos provincias, quienes habían guardado con veneración el recuerdo de dichas predicciones.

Aquí cabe hacer notar, que dos de los antiguos profetas mayas, Ah Nahua Pech y Ah Kauil Pech, llevan los apellidos de los nombres de las respectivas provincias, siendo probablemente parientes de los jefes de ésta. Asimismo, Chilam Balam, profeta de los Xiues de Maní, anunció el retorno de Kukulkán y la implantación de un nuevo culto. Y fué precisamente en éstas tres provincias, donde los españoles fueron recibidos con grandes muestras de amistad.

Después de permanecer un tiempo en ésta provincia costeña de Ceh Pech, el Mozo se dirigió para Chichén Itzá para fundar ahí su principal ciudad, llamándola Ciudad Real.(p. 6)

[…]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: