fbpx

La Voz de Motul

Editorial

LAS RAMADAS EN MOTUL.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. 

Es triste ver cómo año con año el número de niños que participan en ramadas va disminuyendo. El recuerdo que tenemos de nuestra infancia, aquellos que ya peinamos canas, es cuando esperábamos con ansia la llegada del primero de diciembre para salir con nuestras ramadas a pedir el aguinaldo, recuerdo que el dinero recolectado noche a noche era empleado para hacer una fiesta pre navideña y romper la piñata.

Esto afianzaba los lazos de compañerismo entre los amigos de la cuadra donde vivíamos, había convivencia sana, la reuniones eran un buen pretexto para por la noche jugar pesca pesca, busca busca, tamalitos a la olla, chácara, el milano y tantos juegos infantiles que hoy día ya no se practican, pues las nuevas generaciones prefieren estar en los videojuegos o en el internet, totalmente aislados sin convivir ni interactuar con más infantes,

Debemos promover que nuestros hijos interactúen más con otros niños y revivir esos juegos que por desgracia ya hasta las reglas se están olvidando, así como rescatar las tradiciones de las ramadas y las posadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: