La Voz de Motul

Editorial

La turbonada, un pequeño aviso de la naturaleza

La turbonada que azotó el pasado 30 de abril, fue tan solo un pequeño aviso que nos dio la naturaleza, para que en lo futuro tomemos conciencia de lo vulnerable que somos ante estos fenómenos.

Para ello acudimos a la dirección de Protección Civil, donde el director Santiago Herrera Kim, nos informó que durante esta contingencia se recibieron 40 reportes entre árboles caídos, postes, techos de viviendas, etc.

Todo su personal se activó inmediatamente dándose a la tarea de despejar las vías de comunicación que estaban bloqueadas y las viviendas que estaban en riesgo, terminado de atender los reportes después de la media noche para continuar la mañana siguiente en escuelas.

Reconoció la labor desempeñada por el personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a cargo del Superintendente Gonzalo Paredes, quienes restablecieron el suministro de energía eléctrica a la brevedad, en los sectores que fueron afectados con la interrupción del servicio por caída de árboles.

En cuanto al comité contra huracanes, señaló que debido a que en la actualidad estos fenómenos no tienen fecha de inicio y fin, ahora se instala el comité a principio de año (enero o febrero) y no tiene clausura sino que el próximo año se reinstala y continúa trabajando, llamándose actualmente Comité Contra Eventos Hidrometeorológicos, que no solo atiende los huracanes, sino que abarca además otro tipo de fenómenos como lluvias extremas, granizo, sequías ondas cálidas y gélidas, inundaciones, etc.

Sin embargo continúa existiendo un periodo de huracanes tanto para el Pacífico que es del 15 de mayo al 15 de noviembre y para el Atlántico, del 1° de junio al 31 de noviembre. Es por ello que Protección Civil, recomienda estar alerta para prevenir posibles daños a la población, tomar sus previsiones tales como:

Mantener podados los árboles que signifiquen algún riesgo tanto para las viviendas como para las líneas de transmisión de energía eléctrica.

Mantener en buenas condiciones y asegurados los techos de las viviendas como pueden ser los de láminas de zinc, asbesto etc.

Esto en lo general y cuando se avecine un huracán:

Estar pendientes a los avisos de alerta de huracán emitidos por las autoridades correspondientes la clasificación es la siguiente:

Alerta azul peligro mínimo a más de 72 horas de impacto
Alerta verde Peligro bajo entre 72 y 24 horas de impacto
Alerta amarilla peligro moderado entre 24 y 12 horas de impacto
Alerta naranja peligro alto entre 12 y 6 horas al impacto
Alerta roja peligro máximo a menos de 6 horas al impacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido
A %d blogueros les gusta esto: