La Voz de Motul

Editorial

Toda una vida de trabajo Don “Maco” Pt. 1

En entrevista con don Máximo Chalé Pinzón con 88 años de edad mejor conocido como don “maco”, nos cuenta cómo fue su niñez, “Empecé a trabajar desde muy joven aproximadamente en el año 1945, no tengo ni siquiera mi primaria, no pude pasar del primer año ya que mi papá me llevaba a trabajar, si no quería ir y me pegaba para que vaya con él, desde muy niño trabajé en el campo, sabia escribir pero en la actualidad solo uso mi huella para fimar”, en sus principios se dedicó al chapeo, al cortado de penca y más tarde empezaría con el oficio que llevaría durante 70 años, la apicultura.

Como pasatiempo practicaba tocar la hoja de limón, aprendió viendo como lo hacía su papá y sus vecinos, llegó a tocar con los toreros y tocó varios géneros como rancheras le gustaba hacerlo e iba a las cantinas a tocar comenta que regresaba algo tomado, incluso recalcó que hubo una vez que fue a Mérida y no sabe cómo volvió por el estado en el que estaba pero aun así logro regresar, cuando se dedicaba a tocar la hoja hubo quienes le quisieron hacer competencia pero no pudieron, igual estuvo en el canal 3 eso hizo que mucha gente de la tercera edad quienes sobreviven en la actualidad lo conocen, por desgracia no pudimos obtener un vídeo o un audio de como solía hacerlo ya que dice por su edad ya no le es posible.

Igualmente señala que él es del PRI, “cuando Julián Pech se tiró para candidato yo lo apoyé, estuve con él, le dije que ganaríamos y así fue, después de que ganó le hice la solicitud de el pavimentado de la calle 12 ya que no había y se preocupaba ya que sus hijas iban dentro de agua cuando se encharcaba, cuando le mandaron a hacer la calle los a los trabajadores les parecía raro el hecho de que el partido le mande a hacer calle con su solicitud.

Otra cosa que pudimos observar de donde Maco es que es una de las pocas personas que habla maya en la actualidad, en el pasado fue interprete de Don Renán Solís, ayudándolo en la traducción del maya al español "recuerdo cuando le pedía una ayudita él me preguntaba para que lo quería, y yo le decía que para mi traguito, él me decía que pida lo que quería comer y se encargaría de pagar, me ayudaba para comer no para tomar".

Nos brindó unas palabras acerca de la frase de Felipe Carrillo Puerto que fue modificada “No Abandones a Mi Gente”, y era “No abandonéis a mis Indios”, sus palabras fueron “Fue una frase de su honor de él, en alguna parte el lema nuevo es una palabra normal, algo que se usa en la actualidad, la original hablaba de la gente india porque eso eran, todos eran indios, gente de campo, en la actualidad ya no es así, como todo cambia, la gente ahora es civilizada”, hizo mención de la gente que se dedica a hacer daño a otro, como los que roban y secuestran personas, eso para él no es gente.

Nos contó un poco sobre su vida en la apicultura, “tenía un libro de apicultura donde aprendí muchas cosas, lástima que con la primera casa se mojó y se destruyó, aún tengo el conocimiento pero ya no puedo desempeñarlo por desgracia, ya que perdí la vista en uno de los ojos y apenas distingo, aún así puedo enseñar como un maestro, es una lástima que a nadie le interese.”

Por último menciona que espera que el nuevo presidente de México Manuel López Obrador siga apoyando a la gente de la tercera edad que ya no puede valerse por sí misma, apoyo como el programa de “70 y más”, ellos viven apoyándose de su nuera, se apoyan mutuamente para vivir, “las cosas ya no cuestan como costaban hace 40 años, recuerdo cuando la coca costaba 60 centavos, ahora los costos son otros y cada vez es más difícil, así que ahora que ya no puedo hacer el trabajo que hacía antes me toca pedir caridad para tener un poco más de dinero, aunque aun puedo dedicarme un poco al chapeo y a cortar leña”.

Por Laura Koh y Joel Noh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido
A %d blogueros les gusta esto: