fbpx

La Voz de Motul

Editorial

El cenote de Sancrisanto

Valerio Buenfil, Cronista de Motul.

Los sábalos de agua dulce, una maravilla natural. 

La naturaleza siempre nos ofrece maravillas para disfrutar, en el cenote de los manglares de Sancrisanto, existen tal vez los únicos sábalos de agua dulce en el mundo. El sábalo es un pez de agua salada, que llega a pesar más de 100 kilos. En el 2002, como parte de la sacudida que nos pegó el huracán Isidoro, un grupo de peces sábalos fueron arrastrados hasta los manglares y terminaron en el cenote.
Por las maravillas de la naturaleza, los sábalos se fueron adaptando a su nuevo hábitat de agua dulce en el cenote del manglar. Tienen más de 10 años los peces y su buena adaptación les ha permitido empezar a reproducirse. Existen cerca de 14 especies que miden cerca de un metro y pesan entre 30 y 40 kilos.

Los canales del manglar y el cenote tienen además distintas variedades de peces, entre ellos mojarras. El baño en el cenote permite además disfrutar los ojos de agua y cuando uno se relaja, puede tocar a los peces que gustan masajear los pies de los bañistas.

Mayo y Junio son buenos meses para visitar el manglar, porque es menor la presencia de visitantes, y se puede apreciar mejor con la naturaleza y la tranquilidad. Para visitar los sábalos de agua dulce, se recomienda ir temprano, de preferencia al amanecer. Se debe de llevar repelente y bolsitas ziplock para celulares y cámaras fotográficas. Se recomienda contactar con el ejido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: