fbpx

La Voz de Motul

Editorial

SE PUEDE DESARROLLAR LA AGRICULTURA EN MOTUL.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. SI SE PUEDE DESARROLLAR LA AGRICULTURA EN MOTUL. NECESITAMOS TRABAJAR JORNADAS DE 10 A 12 HORAS AL DÍA, TÉCNIFICAR, MECANiZAR Y CAPITALIZAR EN CAMPO: DON ROQUE MOO. PUBLICADO EN LA EDICIÓN 40 DEL SEMANARIO LA VOZ DE MOTUL EL 16 DE FEBRERO DE 2007.

 

El primer inmigrante de Ucí

Don Roque Jacinto Moo Cobá es un ucileño de 71 años de edad, es reconocido como el primer inmigrante de Ucí. Dice “En 1957 había más pobreza que ahora, ganábamos 32 pesos para vivir toda la semana”, por lo que se fue de bracero, hizo 7 años, iba y venía; en 1962, no pudo ir a trabajar a los Estados Unidos, fue cuando decidió aprovechar para tramitar sus papeles.

Sus papeles

Con la ayuda de un ucileño que residía en California, fue él quien le mandó las cartas de re- comendación que requería, logró integrar aquí todos los documentos para su legalización. Con sus papales listos, se presentó al Consulado con su solicitud, la cual fue aprobada, y le dieron su acreditación como “Residente Permanente” para convertirse en el primer inmigrante ucileño legalizado, el pionero de todos.

Con visa en mano, en junio de 1963 cruzó la frontera y entró legalmente a los Estados Unidos. Trabajó primero en Oxnard y luego en Stockton, California, ésta última cerca de Sacramento, capital de California. En ese tiempo se acomodó bien y en 1972, se animó a llevar a su familia: Su esposa, sus 4 hijos, un hermano y su mamá.

La pizca

Cuando empezó como bracero el trabajo era en el campo. Su labor consistía en la pizca del limón, la pera, el durazno, la ciruela, el higo, la fresa. Poco a poco conoció todo la agricultura tractorista y llegó a dominarla.

Aprendió la agricultura

“Quien lo iba a decir, cuando me fui era un campesino que sólo conocía la coa y el machete, pero tuve la suerte y el privilegio de que mis patrones vieran mi disposición de trabajo y mi talento, y por ello me apoyaron y me capacitaron” Tuvo varios patrones entre éstos menciona “los alemanes son muy buenos patrones, saben valorar a los trabajadores, así uno se siente motivado”

Los tractores Challenger

Don Roque nos dice que los tractores que sabe manejar son los Challenger. Y nos explica que son los más modernos que existen. Computarizados, con clima, ergonómicos, de lujo “Son los que llevaron para la guerra “Tormenta del Desierto” en el Golfo Pérsico; que fue cuando Iraq y Saddan Hussein invadieron Kuwait”.

Su vida de agricultor

Se levantaba a las 4 de la mañana para iniciar a las 6 en punto su jornada. Él cuidaba que su cuadrilla rinda en la producción de la tierra (una cuadrilla es un grupo de trabajadores), llegó a tener cuadrillas de 20, 40 y 60 personas y alcanzó el grado de mayordomo. Esa posición le permitió echarle la mano a muchos ucileños. Trabajó siempre en el campo, entre jornaleros agrícolas inmigrantes que hablaban casi puro español, por lo que él, habla poco inglés

Por su valor en el trabajo fue reconocido por sus patrones, eso le permitió que “para junio venga con vacaciones pagadas, boleto de avión pagado de ida y vuelta, de todo”

Las Drogas

Don Roque afirma que nunca se metió al mundo de las drogas. Ni usarlas, ni venderlas. En aquellos tiempos ––los sesentas–– apenas comenzaban a proliferar, a él le ofrecieron un plaza (una calle o colonia) para que vendiera drogas, pero nunca aceptó.

Ciudadano americano

En 1999 decidió ser ciudadano americano, sobre todo porque se acercaban los tiempos de su jubilación y como tal podría recibir más beneficios y también su familia.

La agricultura

La agricultura aquí es pobre, los escasos apoyos son insuficientes y lo más importante “falta técnica y maquinaria para mecanizar la agricultura, debemos de acabar con la corrupción de los apoyos que se destinan al campo”. Pero lo más importante es “Para levantar la agricultura en Motul, debemos de promover una cultura de trabajo, empezar por implementar un sistema de jornadas de trabajo de 8 horas cuando menos, pero, preferentemente de 10 o 12 horas, y se requieren apoyos de verdad, suficientes y capacitación para la tecnología”, y agrega “Deja la tierra pero hay que trabajar, ser responsable y si el gobierno te ayuda no se le debe de traicionar”.

Su familia

Don Roque regresó a su querido pueblo de Ucí, pero su familia, su esposa y sus hijos se quedaron, ahí tienen fincado su vida, su hijo el mayor es manager de un ranchero que empaca verduras para refrigeración y su nieto el mayor, pronto se va a graduar de médico, todos están en Oxnard.

¿Qué pasó con el henequén?

Antes había disciplina para trabajar y por eso había mucha riqueza. Pero a la gente no le daban apoyos, no había seguro social. Cuando empezó el gobierno con la política, usaron a los campesino, les daban apoyos, pero los mal acostumbraron a no trabajar “el gobierno engañó y maleó a los campesinos”, todo se politizó y los campesinos fueron utilizados para respaldar a los gobiernos “con tal de usarlos en las campañas políticas, les permitían que no vayan a trabajar y los amenazaban con sacarlos de la jugada (corrupción) sino apoyaban a determinado candidato”.

La corrupción en el campo

Al final, los campesinos se dieron cuenta y entendieron que no se trataba de trabajar, sino de hacer lo que el gobierno (los inspectores) decía “así se empezó a destruir el campo henequenero, todo se convirtió en chantaje y corrupción”, para ejemplificar señala “mira cortaban mil pencas para los campesinos y 5 mil para el inspector. Recuerdo que vine por los años 1985 y 1986 cuando era gobernador Víctor Cervera, todo era para el alcohol y la política, todo era ruina”

Isidoro terminó con el henequén

Sin embargo, hubo gente que no se sometió al gobierno y siguió trabajando sus henequenales, pero las quemas que hacían los ejidatarios y los inspectores para tapar sus actos de corrupción, afectaron a los parcelarios, quienes sufrieron las quemas de sus planteles. Finalmente, los que lograron sobrevivir fueron abatidos por el huracán “Isidoro”. Y hoy al gobierno no le interesa el henequén.

La política en Motul

“Ivonne, primero fue presidenta de Dzemul, no terminó y la hicieron diputada, después otra vez diputada y ahora es senadora, díganme como le permiten tanto no deja escapar ni un huesito, así de abusivos, pues la gente las va a dar la espalda”. Sobre el proceso municipal dice“A mí me vino a ver el Dr. Soto y me pidió que lo ayude, y la verdad, lo voy apoyar, a ver si sale como el finado del Dr. Kuk”.

El PAN

“Desde chico andaba con los viejos, auténticos luchadores panistas, con ellos estaba cuando mataron a una persona en 1958, hoy veo que las cosas ya cambiaron”, y agrega “Hubo corrupción en el PRI, y ahora sigue habiendo en el PAN, están haciendo lo mismo que le criticaron al PRI. Ana Rosa Payán está traicionando a su mismo partido, pero, debe de dar las gracias, y no brincar a terreno ajeno”

700 inmigrantes ucileños

Recientemente se hizo un recuento de los inmigrantes de Ucí a los Estados Unidos y se estima que son más de 700. Don Roque ayudó a irse a Oxnard a muchos de ellos, pero ahora la mayoría que se van ahora, quieren quedarse en Los Ángeles, “ahí sólo hay trabajo de lavaplatos, carwash, (lavacoches), como ayudantes de las tiendas, en las bodegas, en las empacadoras”, y deben de tener en cuenta “el gringo se aprovecha de los trabajadores mexicanos”.

De vuelta a casa

Vivió bien en California, por eso con triste- za dice “el mexicano tiene fama de corrupto en los Estados Unidos”, en cambio orgulloso afirma “entré con las manos limpias y salí con la frente en alto”, y nostálgico dice “Ahí la tierra es suave, arenosa y bonita”. Por ratos le entran las ganas de volver a irse, pero “amo mi tierra, decidí regresar, quiero morir aquí”.

Valerio Buenfil a 9 de febrero de 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: