fbpx

La Voz de Motul

Editorial

¿QUÉ HAY DESPUÉS DE LA MUERTE?

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL.-  Una de las grandes interrogantes de la humanidad es si existe vida después de la muerte. Hace unos días, un grupo de científicos de Estados Unidos, después de entrevistarse con una gran cantidad de personas que clínicamente estuvieron muertas por algunos minutos y posteriormente volvieron a la vida, concluyeron que sí existe vida después de la muerte.

Aquellas personas que relataron lo que vieron después de que su corazón dejó de latir, coincidieron en muchas cosas como el que existe una luz muy intensa, incluso algunos señalaron que sintieron como se desprendían de su cuerpo y flotaban, viendo los esfuerzos que los doctores hacían por resucitarlos, describiendo a detalle lo que aquellos hacían.

Otro equipo de científicos alemanes, de la Universidad de Berlín en Alemania, realizaron un trabajo similar, comprobando que existe una forma de vida después de la muerte.

Esto fue posible gracias a que estos inventaron una máquina de resurrección cardiopulmonar (CPR) llamada Auto Pulse, que permitió la reanimación en personas que estuvieron muertas entre 40 minutos a una hora.

La mayoría de los recuerdos comunes incluyen una sensación de desprendimiento del cuerpo, sensaciones de levitación, serenidad, seguridad, calidez, la experiencia de la disolución absoluta, y la presencia de una luz inmensa.

La muestra incluyó gentes de distintas religiones, así como no creyentes o ateos, siendo que los relatos coincidieron sin importar la religión que profesaban.

Algunas religiones aceptan una vida después de la muerte como la católica que en el “Credo” en el párrafo final dice “Creo en la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro”; así como la religión Hindú, en que se cree en la reencarnación de acuerdo al Karma de cada individuo, de hecho ahí se venera al ganado vacuno por que se cree que son reencarnaciones de sus antepasados.

Los relatos sobrenaturales

En la actualidad con el uso de dispositivos electrónicos comunes, como teléfonos celulares y tabletas, los cuales incluyen una buena cámara fotográfica, así como los circuitos cerrados de televisión utilizados para vigilancia, se ha vuelto común que se graben o se fotografíen sucesos que la ciencia no alcanza a explicar, cómo espectros de fantasmas o seres que aparecen y desaparecen o atraviesan paredes o aquellos en que cuando toman la foto aparecen seres que no estaban en el momento de imprimir la placa.

Quizás la explicación a éste fenómeno, sea porque los dispositivos electrónicos que sirven para tomar fotos como los teléfonos celulares, llegan a captar espectros de luz que el ojo humano no logra captar, como la luz infrarroja.

Para comprobarlo, puedes tomar un control remoto de cualquier electrodoméstico, lo activas oprimiendo cualquier tecla y observa el led que tiene en la parte del frente y no veras ningún cambio, pon tu celular en la modalidad de cámara, ponlo frente al led del control remoto oprime una tecla y verás cómo la luz se enciende, esto es porque el control remoto funciona a través de rayos de luz infrarroja imperceptible al ojo humano.

Esto da sustento a aquellos relatos de antaño en que las personas veían estas apariciones pero no podían demostrar su autenticidad, y se les tachaba de fantasiosas. En las últimas fechas se le ha tomado con más seriedad, sin embargo, aún la ciencia no alcanza a explicar estos fenómenos son reales.

Recordemos como nuestros abuelos a estos seres les llamaban “Aire malo”, ya que no los podían tocar y cuando se tenía algún tipo de posesión se decía “cargó aire”, así como era común que quienes presenciaban algún tipo de aparición, le daba “Calentura” de la impresión.

Es por ello que en estas fechas, en las que conmemoramos a los que se nos han adelantado en el viaje, haremos una recopilación de hechos sobrenaturales los cuales tienen fecha y nombre, sóolo que en algunos casos los omitiremos por obvias razones.

El viejito de la carretera

A la salida de Mérida, pasando la gasolinera, muchas personas han visto la figura de un viejito caminando o parado a la orilla de la carretera, incluso un servidor, ha tenido la oportunidad de observarlo.

Hace años, antes de que se construya la carretera de cuatro carriles, en ese sitio, había un nicho de una persona que murió ahí, se encontraba yendo para Mérida del lado derecho, a unos cien o doscientos metros de la gasolinera actual. En ese sitio lo llegue a ver en varias ocasiones al lado de ese nicho, al pasar entre la una y dos de la madrugada.

El relato viene a colación por que hace unos días una respetable señora me relató lo que le sucedió una noche en que venía de Mérida acompañada de su hijo quien manejaba, como a la una de la madrugada, cuando vieron que el vehículo que transitaba delante de ellos, hizo una maniobra como para esquivar algo, pero luego estos vieron claramente a una persona de blanco que subía al camellón y pasaba al otro carril de la carretera, quedando impresionados.

No son pocas las personas las que lo han visto, el nicho desapareció al ampliar la carretera, pero aquella silueta sigue rondando el lugar donde se supone murió.

Fantasmas en el museo

La casa-museo del ilustre motuleño Felipe Carrillo Puerto, no se salva de este tipo de relatos, se dice que en constantes ocasiones se escuchan voces sin que haya otras personas en el recinto, también han caído varias veces muebles de manera repentina sin que alguien lo empuje, se ha visto a una persona la cual se cree es el mismísimo Carrillo Puerto deambular por los salones del inmueble, pero el suceso más impactante fue una fotografía tomada con un celular, la noche de la presentación de un libro, en donde al revisar la foto vieron a una niña desconocida que miraba a los que posaban siendo que instantes antes de tomar la foto no estaba, por desgracia la persona que tomó la foto al poco tiempo perdió el celular por lo que desapareció la evidencia pero aquellos que lograron verla señalan que la niña tenía un aspecto como de ultratumba.

Gritos desgarradores en el entronque de la carretera uci

Otro relato que vivió el actual presidente del comisariado ejidal, señala que hace unos años, en estos días de noviembre, su hermano iba a realizar la “primicia” en su terreno, por lo que estaban en los preparativos y un día antes se le hizo ya tarde pero decidió llevar lo que aún le hacía falta, por lo que en compañía de su esposa e hijos, subió a la camioneta lo necesario y tomaron rumbo a Ucí.

Al llegar al entronque de la carretera Motul-Telchac con la entrada a la comisaría de Ucí, donde se encuentra la caseta, al dar la vuelta, escucharon el grito de una mujer que provenía del terreno detrás de la caseta, el cual se encontraba enmontado y no se veía nada, por lo que decide detener la marcha y apagar el motor, pues todos habían escuchado el grito, tan sólo habían transcurrido algunos instantes cuando de nueva cuenta escucharon aquel grito que le erizó la piel a todos.

Pensó que pudiera ser una mujer que algunos malandros habrían llevado a la fuerza a ese sitio para cometer sus bajezas, por lo que decidió hablar a la policía municipal, los cuales llegaron a los pocos minutos, se organizaron y unos entraron con lámparas de mano por el costado de la carretera Motul-Telchac y los otros sobre el camino de Ucí, la búsqueda resultó infructuosa, ya que no encontraron a nadie y ni rastros de alguna agresión, por lo que decidieron retirarse y continuar con sus actividades.

Al día siguiente, todavía con la duda de lo que había sucedido, decidió preguntar a unos campesinos de esa comisaría amigos de él. Al escucharlo sus amigos se rieron y le dijeron, ¿tú también ya lo escuchaste? Muchos lo han oído, se cuenta que es el alma en pena de una muchacha la cual estaba a punto de casarse y murió a la orilla de esa carretera, y por las noches se escuchan sus gritos de dolor y de pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: