fbpx

La Voz de Motul

Editorial

El “Gordo” Vidal, el Alma de los Carnavales de Motul, Yucatán, México.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. Uno de los personajes inmortales de la historia contemporánea de los carnavales de Motul, es Fernando “El Gordo Vidal”, un protagonista de primera línea en la vida social de Motul de fines del siglo XX. El “Gordo” era  el alma de las fiestas y de los carnavales de Motul. El “Gordo” era sensación, sus disfraces causaban furor, siempre estaba alegre, sobre todo para el gremio de los abastecedores donde se sentía “una chiquilla”, según narran sus amigos.

Conversaba hasta la madrugada, como se acostumbraba en esos años que no existían tantos vicios en la ciudad, la juventud se reunía a platicar hasta la madrugada todos los días. Le gustaba contar cuentos, especialmente colorados, se sabía de todos. Se comportaba como toda una mujer “Era un espíritu libre, no sentía odio por nadie, se llevaba con todo el mundo, es inolvidable”, asegura una de las entrevistadas.

Su vida está llena de anécdotas, todas llenas de alegría y buenos recuerdos. Se cuenta que en una ocasión, bailando lo mejor de la cumbia en el templete, que en esos años se ubicaba en el costado norte de la escarpa del palacio municipal, agitando su voluminoso cuerpo, el “Gordo” dio un espectacular giro y cayó disparado atorándose debajo del templete.

El suspenso de la gente fue la respuesta inmediata, hasta que estalló en un ataque de risa el “Gordo” y empezó a pedir con insultos y carcajadas ser rescatado del atorón. El asunto resulto bastante difícil, no bastó el apoyo de más de 6 hombres para rescatarlo, tuvieron que bajar a los músicos para alzar el templete y sacarlo, interrumpió por más de una hora el baile sin causar la menor molestia. Él se atacaba de risa.

Su vocación fue el diseño de vestuarios, un modisto sofisticado que gozo siempre de muy buena clientela. Agradable, creativo, inteligente, él hacía sus trajes y se disfrazó de todo, siempre a la moda, a la vanguardia del gusto internacional o de la cultura local. Utilizó todos los recursos para hacer reír. Desde Blanca Nieves y sus 7 Enanos, hasta la utilización de carretillas de albañil y de personajes locales. El “Gordo” Vidal, es un alma inolvidable de la risa y de los carnavales de Motul en los últimos años del siglo XX.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: