fbpx

La Voz de Motul

Editorial

EL ORIGEN DE CENOTE CHEN JA.

CARLOS EVIA CERVANTES. EL LIBRO MITOS Y CUEVAS DE YUCATÁN DE CARLOS EVIA CERVANTES ESTÁ EN VENTA EN EL MUSEO DEL BEISBOL DE MOTUL, CUESTA CIEN PESOS.

Esta cavidad se ubica en la comisaría meridana de Dzityá, al noroeste de la ciudad. Silvio Rodríguez Figueroa contó el relato y deja ver cómo la naturaleza, mediante una maldición, puede castigar la ingratitud y egoísmo humano.

Hace mucho tiempo, cerca del lugar donde ahora está el cenote Chen Já, vivía un matrimonio el cual tuvo un sólo hijo. Cuando éste creció se casó con una mujer del pueblo y puso su casa en el sitio mencionado.

Al pasar el tiempo, la madre del muchacho se quedó viuda y tuvo que depender de la ayuda de su vástago. Éste empezó lograr buenas cosechas de su milpa; vivía con su mujer holgadamente. La mamá, en cambio, era muy pobre y por eso tenía que ir a pedirle comida a su hijo.

Cuando la señora iba a casa del joven, éste guardaba la comida. La anciana pedía maíz al muchacho y éste le decía que no tenía. Molesta por esa actitud, la propia madre maldijo al joven egoísta: “algún día te va a tragar la tierra”. Pasado un tiempo se desfondó esa parte y se volvió cenote. Allí desapareció el hijo ingrato, su esposa y la casa donde vivían. Don Silvio termina su relato diciendo: “si ustedes van a ver en el cenote todavía están los palos de la casa”.

Ilustración: Natalia Quintanilla Mena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: