La Voz de Motul

Editorial

¿CÓMO SOMOS LOS MOTULEÑOS?

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. ¿CÓMO SOMOS LOS MOTULEÑOS? ENTREVISTA CON EL PÁRROCO DE MOTUL JOEL GUALBERTO TUZ CANUL. PUBLICADO EL 25 DE MAYO DE 2016 EN LA EDICIÓN 524 DE LA VOZ DE MOTUL.

En entrevista realizada al Párroco de Motul, presbítero Joel Gualberto Tuz Canul, que amablemente nos recibió en sus oficinas, después de cumplir 10 meses al frente de la parroquia de San Juan Bautista, platicamos amenamente sobre varios temas.

Sobre el tema de las reliquias, señaló que en la antigüedad le daban el sentido de reliquia a lo antiguo, que muchas veces era una piedra, un poco de tierra de Jerusalén etc. En la actualidad el sentido se restringe a la parte del cuerpo de algún santo. Había algunas un poco raras, como parte de la ropa de la virgen etc.

En el caso de la parroquia, los documentos de la reliquia original se perdió posiblemente durante los saqueos de la época de la Reforma, porque este no es el altar original, incluso en la actualidad ya no se pone la reliquia en el altar sino en una cajita que se coloca por debajo.

Durante la época de Alvarado, una de las cosas que se perdieron fueron los registros de los libros de todo lo que acontecía en las parroquias, actualmente ya no hay ese cuidado de llevar ese registro de lo que sucede día a día desde los años 60s y ya no tenemos referencias.

Entre los sacerdotes motuleños que aún se encuentran activos tenemos al Pbro. Lucio Cetina Góngora, Pbro. Felipe Aké, Pbro. Miguel Pech, Pbro. Guadalupe Pech, Pbro. Juan Pablo Góngora y el Pbro. Heriberto Góngora.

Cuestionado sobre ¿Cómo somos los motuleños? respondió:

Quizás por ser de una ciudad desde hace mucho tiempo, les ha dado una raigambre a los nacidos en Motul, se sienten muy contentos y muy orgullosos de sus orígenes y de su ciudad natal. Son bastante hospitalarios, son bastante institucionales, se mueven a base de instituciones, institución política, institución familia, institución religiosa, institución social, son muy institucionales por ser ciudad precisamente, un ejemplo claro lo tenemos en la religiosidad popular que no es muy abundante como en otros lugares.

Aquí la religiosidad popular está un poco mitigada, porque lo importante es cumplir con la institución, por ejemplo en la flores, no acostumbran traer flores, como también las novenas a los santos que son muy pocas. No es como en otros lugares que son todo un acontecimiento social que todo el pueblo conoce, las de acá no tienen esa efervescencia social.

En el caso de la devoción a la Virgen del Carmen, señaló que era muy común durante la evangelización franciscana que algunas celebraciones propias del lugar las cristianizaban poniéndoles un santo.

Señaló que posiblemente en el caso de San Juan Bautista el Santo Patrono, no tenga el impacto que tiene las fiestas a la Virgen del Carmen debido a que los franciscanos habían jurado la defensa y devoción a la Virgen, por lo que las fiestas de la virgen eran solemnizadas independientemente de los santos franciscanos que se elegían. Se implantaba el culto a la Virgen y esa si tenía una conexión con el pueblo, el mismo Arzobispo Gustavo, dice que en muchas partes el Santo es uno y la fiesta grande es a la Virgen en sus diversas advocaciones.

En el caso de los gremios, pues al no haber cumplido un año en la comunidad aún no le ha tocado vivir los que se organizan para las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, solamente vio las de San Juan Bosco, pero supone que son un poco distintas; sin embargo, por lo general, la parte religiosa se da en la mañana, en tanto que por la noche se da la parte comercial, social con el baile y es una constante en todo el Estado, por otra parte señaló que sí se han metido las empresas cerveceras y han desvirtuado la esencia de los gremios.

Sobre los fuegos artificiales, que se queman por la noche; señaló que es parte de una herencia española, es común que el día del Santo están la misa, la corrida, los fuegos artificiales, la música , la fiesta. En general las fiestas en Yucatán son una herencia española.

Relató que en una ocasión estando en España en un barrio de Madrid se festejaba a un Santo y relató que se sentía como si estuviera aquí, el Santo, la pasadera de gente para tocar al Santo, en la puerta los puestos de comida y refrescos, era una fiesta igual a las de Yucatán la que estaba viviendo.

En cuanto a la feligresía de Motul, considera que es muy consciente de sus deberes aunque no las cumplen al cien por ciento, se habla de que es el 10 por ciento de los católicos los que asisten a la iglesia, si Motul tiene una población de poco más de 34 mil habitantes y considerando que la población católica ronda en un 80 por ciento de la población, aquí estaríamos hablado de más de 20 mil por lo que si consideramos este 10 por ciento tendríamos poco más de dos mil católicos que asisten regularmente cada semana a la iglesia.

Son los que tiene una presencia activa en la iglesia, los otros hay una porción que se acercan en las fiestas principales, Navidad, Pascua, la fiesta del Patrono y la otra parte que definitivamente se acerca sólo para algo muy puntual como una boda, bautizo, una primera comunión.

En el caso de los medios de comunicación dijo “ahora un sector de la población menores de 30 años utilizan mucho las redes sociales, ahora los muchachos todo lo suben a la red y si son vistos.

También hay muchos sitios católicos que van generando información y también es una forma de Evangelización, desde luego falta mucho para poderlos utilizarlos mejor para una mejor evangelización, estoy consciente que cada parroquia debe tener su página, su correo electrónico, es algo en donde uno no se debe cerrar y poder aprovechar los medios, es como las misas que se transmiten por televisión que los enfermos pueden aprovechar verlo por ese medio.

Compartió que hace unas semanas terminó un diplomado en la Universidad Anáhuac sobre “Mitos y realidades en la historia de la iglesia” y todo lo realizó por internet, ahora los muchachos no llevan su lápiz y libreta todo es por la red.

Incluso las referencias en los trabajos de investigación que los jóvenes realizan, no son en base a los libros, sino que son a través de sitios web, el problema es que hay que tener un criterio, ya que no todo lo que ahí se publica es cierto por lo que algunos sitos no tienen el mismo valor que los sitios oficiales que son más confiables, pero otros sin serlo pueden contener buena información, sin embargo de otros también hay que desconfiar.

Al preguntarle sobre los motuleños ¿Que debemos hacer donde estamos fallando? ¿Como podemos fortalecer la vida comunitaria?

“Atravesamos una crisis global, debemos fortalecer el sentido comunitario que es lo que se está perdiendo. Debemos seguir recalcando que somos comunidad y que nos interesa en el buen sentido nuestros vecinos, el que tiene una necesidad. Hoy por las presiones del trabajo de la escuela, ese sentido comunitario ha venido a menos, como ejemplo podemos decir que los niños antes salían de la escuela y a su casa y tenían tiempo para jugar con sus vecinitos y había convivencia, en la tarde salían sus papás para conversar y continuaba la convivencia.

Hoy el niño llega de clases y tiene que hacer la tarea, lo tienen que llevar al Cyber, a regularización u otras actividades y se rompe la oportunidad de interactuar con el que está cerca de él, entonces las relaciones se han vuelto ya no comunitarias sino de intereses no propiamente intereses malos, interese de deporte, cultural, de educación, y en esos casos la comunicación y la relación ya no es natural ya que ha sido en base a un interés.

Éste es un reto que debemos superar, ¿Cómo encontrar en este mundo nuevo las oportunidades de relacionarnos con los que están cerca de nosotros?

Contó que en una ocasión leyó un artículo en el cual se explica porque en Yucatán vivimos un clima de seguridad, debido a que somos muy chismosos, nada pasa desapercibido, todos los vecinos están pendientes de quien entra y sale de tu casa y eso propicia ese clima de seguridad al conversar con nuestros vecinos, sin embargo eso se rompe actualmente y eso debemos que cuidar que no se rompa.

Otra cosa que es benéfica en Motul es esa vida comunitaria, el compartir la vida y en ese compartir la vida se comparte también la fe, la manera natural de una novena es buscar nocheras entre las vecinas, hoy como ya no tienes amigas entre las vecinas, llaman a su hijo, su hija y desde donde viva viene a tu casa, o lo armas entre tu circulo de intereses, en tanto que antes la novena era vecinal, que es algo que se está perdiendo porque es el ritmo de vida moderna lo que lo afecta.

Es como las posadas que eran fiestas vecinales, las ramadas que antes servía para festejar la navidad, hoy terminan de cantar los niños, checan cuanto hicieron y se dividen el dinero y cada quien a su casa.

En cuanto al interés común, opinó “el interés común es buscar el bien para todos, la iglesia lo busca desde la fe y las otras instituciones desde su ideal, como los servidores públicos buscan el bien común porque trabajan para mejorar la vida de la comunidad.

El Club Rotario busca el bien común desde su ideal como Rotario, por lo que se puede decir que el Bien Común es aquello que buscamos todos desde diversos ámbitos, es un valor humano que debemos propiciar todos, por eso debemos colaborar todos cada quien desde su visión, desde su horizonte, pero lo aprendemos a poner en común y el resultado es la vida comunitaria.

La vida comunitaria fortalece todo, fortalece el respeto, el servicio, cuando hay una conciencia comunitaria se fortalecen todos los valores.

Sobre las preocupaciones del motuleño, dijo:

Nos preocupa la delincuencia, por dentro tenemos ese temor que la delincuencia se haga una realidad acá, hay un gran temor hacia el futuro de la familia, hacia el futuro de uno mismo.

Miedo a formar una familia porque escuchan que fulanito se casó y al poco tiempo se divorció y que luego los hijos están con la mamá y que luego hay pleitos por la manutención, antes ni contaban cuantos hijos habían, hoy uno o uno más, y si viene el tercero hay pleito en la pareja.

Otra cosa que provoca miedo es el choque entre mis valores y lo que el mundo está bombardeando a través de los medios de comunicación, sobre todo en placer, poder, poseer. Teniendo poder se tiene dinero y teniendo dinero se puede dar todos los gustos y placeres.

Pero gracias a Dios en la mayoría de las personas hay ese sentido de los valores en mayor o menor grado y entonces hay un conflicto. En México la educación el tener a la persona con el objetivo de educar, ya no está la persona, está un pragmatismo utilitario, el objetivo es que la persona aprenda a ser útil.

Los padres le dicen a los hijos “Estudia para que no tengas que trabajar duro como yo”, es un deseo hasta cierto punto noble pero que en el fondo podría hacer daño, enseña a que trabajar es malo, lo mejor es no trabajar y tener las cosas fácil, por lo que se ha tergiversado y ya no es buscar el desarrollo sino que el mensaje es “hay que sacarle el mejor provecho y como se pueda”.

Y es un problema porque la educación es carente de valores y eso repercute en el hogar por que la educación actual te está diciendo no importa la persona sino que tu sepas, entonces ya no hay un sentido humanista sino buscar ¿que me va a redituar? y eso llega hasta los medios de comunicación, hoy los niños si tienes una cuenta en Twitter ya tienes poder, por eso los niños hoy no quieren un cacahuatito, quieren uno que tenga internet para que tenga Whatsapp, Twitter, Instagram, porque esos son los símbolos del poder.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: