La Voz de Motul

Editorial

LOS MANGLARES.

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. LOS MANGLARES, UN SECRETO DE LA NATURALEZA. PUBLICADO EN LA VOZ DE MOTUL.

Los manglares son una maravilla natural que conserva la comunidad de Sancrisanto. En sus canales se pueden observar una gran variedad de peces que incluye desde las mojarras hasta peces pequeños, además de cocodrilos, tortugas acuáticas, también aves que viven en este tipo de ecosistema, al igual de una gran diversidad de plantas y árboles.

Para llegar al ojo de agua principal donde se forma un hermoso cenote de apropiadamente 24 metros de diámetro y de agua cristalinas, se tiene que recorrer 1,250 metros en una pequeñas embarcaciones que pueden llevar hasta 4 personas además del guiador, este pequeño viaje tarda aproximadamente 30 minutos. Y a unos 300 metros de este sitio se encuentra otro cenote y a unos aproximadamente 2,000 metros se encuentra otro más.

Como parte de la historia del lugar, los canales se abrieron para alimentar los manglares con las aguas que fluyen de los 6 ojos de agua que existen en la zona, esto era para evitar la sequía, pero al ver que se podía llevar gente al cenote, se tomó la decisión de empezar a realizar los viajes turísticos, se empezaron con unas pequeñas embarcaciones “Alijos” para luego, gracias al apoyo institucional se logró la adquisición de unas mejores embarcaciones para brindar un mejor servicio ya que tiene mayor estabilidad.

Es una experiencia diferente y aventura hacer esta  actividad y una excelente opción. Durante el trayecto se observan otros canales que conectan a otros ojos de agua, el primero aproximadamente a los 500 metros del trayecto.

“Martin el Pescador” es un tipo de ave que vive a base de alimentación de los peces pequeños, se puede observar que es un ave de pico largo que le sirve para realizar su pesca, es paciente, al comer se posa a las orillas a observar a su presa para atacar en cualquier momento.

Unas de las especies que raramente se puede ver en la zona es el  “Tigrillo” y el “Oso Hormiguero”, es una suerte observarlos, y según información de los guiadores de las embarcaciones quizás se pueda ver por lo menos una vez al año.

La naturaleza siempre ofrece maravillas para disfrutar el cenote de los manglares de San Crisanto, existen tal vez los únicos sábalos de agua dulce en el mundo. El sábalo es un pez de agua salada, que llega a pesar más de 100 kilos. En el 2002, como parte de la sacudida que nos pegó el huracán Isidoro, un grupo de peces sábalos fueron arrastrados hasta los manglares y terminaron en el cenote.

¿Cómo es que dichos peces pueden sobrevivir en agua dulce? Según cuestionamos sobre el tema, es que gracias a los ojos de agua que existen en el manglar, los sábalos pueden utilizar estos como una bomba de oxigeno que les permitió adaptarse, se dice que se han visto sábalos en algunos de los canales de hasta 1.50 metros.

El baño en el cenote permite además disfrutar los ojos de agua y cuando uno se relaja, puede tocar a los peces que gustan masajear los pies de los bañistas.

Por las maravillas de la naturaleza, los sábalos se fueron adaptando a su nuevo hábitat de agua dulce en el cenote del manglar. Tienen más de 10 años los peces.

Existen cerca de 14 especies que miden cerca de un metro y pesan entre 30 y 40 kilos, con el tiempo han logrado reproducirse de una manera natural, pero es difícil debido a que las especies grandes devoran a las pequeñas y eso evita que las crías se desarrollen.

Para visitar los sábalos de agua dulce, se recomienda ir temprano, de preferencia al amanecer. Se debe de llevar repelente y bolsitas ziplock para celulares y cámaras fotográficas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: