La Voz de Motul

Editorial

¿LOS PERROS SE COMEN?

VALERIO BUENFIL, CRONISTA DE MOTUL. ¿SE COMEN LOS PERROS?

En los últimos años la ciudad ha librado una batalla contra los perros y gatos callejeros. Como se ha informado existe un problema serio con los perros y gatos que viven en la calle, periferia, fraccionamientos y colonias, muchos de ellos se encuentran enfermos, otros más deambulan en busca de alimento o un hogar que los acoja.

Existen distintas visiones de cómo resolver éste problema. Algunos ya empezaron matando perros, sacrificándolos con armas blancas o veneno. Parece que ya hay menos perros. En las redes sociales existen denuncias de mataperros, incluso uno de ellos ligado a la actual administración municipal.

Las dependencias del Ayuntamiento han sido convocadas por la Dirección de Salud por el subdirector,  para enfrentar el problema. Participan médicos veterinarios del municipio, las responsables de los mercados, Regidores, Departamento de Ecología y Medio Ambiente, organizaciones protectoras de animales, Comunicación Social, Departamento Jurídico y la Policía municipal, entre otros.

La finalidad es erradicar el problema que representan los perros y gatos de la calle concentrados principalmente en el centro de la ciudad , se realizan reuniones de trabajo semanales para analizar y elaborar el plan de acción que genere alternativas para darle solución al problema.

Entre las acciones próximas a emprender se encuentra realizar una campaña de concientización para que la ciudadanía realice la esterilización de canes y participe activamente en la campaña de vacunación antirrábica, tres consultorios veterinarios se sumaran a las actividades. Se pretende crear un espacio temporal para atenderlos y la elaboración de una propuesta de Reglamento de Protección de la Fauna del Municipio de Motul.

A la redacción han llegado distintas inquietudes, una de ellas relativa al aprovechamiento de los perros como alternativa para la alimentación humana. Los que sostienen estas propuestas, recuerdan que los mayas siempre han comido perros, un animal típico de las casas motuleñas, incluso recuerdan la “perrinita”, ese exótico guiso que de forma furtiva se preparaba en la ciudad. Es evidente que se requiere una regulación de la situación de los perros y los gatos en el municipio. Y usted amable lector ¿Comería un taquito de perro?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: