La Voz de Motul

Editorial

El Gobernador Mauricio Vila Dosal recibe en Yucatán a laureados con el Premio Nobel de la Paz

Mérida, Yucatán, 18 de septiembre de 2019.- El Gobernador Mauricio Vila Dosal recibió esta noche a los laureados que ya se encuentran en Yucatán para participar en la edición 17 de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, la cual se inaugurará mañana jueves en el Centro Internacional de Congreso (CIC) de esta ciudad.

Desde la explanada principal del CIC, que desde esta noche lleva como nombre “Alfonso García Robles”, diplomático mexicano, galardonado en 1982 con el premio Nobel de la Paz junto a la sueca Alva Reimer Myrdal, Vila Dosal le dio la bienvenida al expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos; al ex primer ministro de Irlanda del Norte, Lord David Trimble; a los activistas Rigoberta Menchú, de Guatemala; Jody Williams, de Estados Unidos; Shirin Ebadi, de Irán y Leymah Gbowee, de Liberia.

De igual forma, el Gobernador recibió a Lisa Clark, de la Oficina Internacional por la Paz; Joyce Ajlouny y Phil Lors, por parte del Comité de Servicio de Amigos Americanos; Marita Perceval, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia; Daniel Solana, representante de la Organización Internacional del Trabajo y Erika Guevara Rosas, de la Amnistía Internacional.

En este evento de alcance internacional, Vila Dosal también saludó a Tebogo Joy Ngoma y Brian Rusch, de la Fundación “Desmond Tutu Peace”; Sello Hatang, de la Fundación Nelson Mandela; Sergio Duarte, por parte de la Conferencia Pugwash sobre Ciencia y Asuntos Mundiales; Steve Goose, de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres; Ben Moussa y Wided Bouchamaoui, del Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez; María Eugenua Villareal, de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares; e Ira Helfan, representando a Médicos Internacionales para la Prevención de la Guerra Nuclear.

En el evento, Vila Dosal dio un cálido recibimiento a los laureados, a quienes agradeció su interés en Yucatán e indicó que su presencia en el estado ha causado un ánimo que no se había percibido desde hace mucho tiempo, por lo que aseguró el éxito de esta edición de la Cumbre.

"Sean bienvenidos y sepan que su presencia dejará una profunda huella en Yucatán y en todo México. Los días que durará esta Cumbre quedarán registrados en la historia y en el corazón de los yucatecos y los mexicanos de las próximas generaciones", aseveró el Gobernador.

Vila Dosal, acompañado de la titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman, destacó que, a partir del trabajo que se estará realizando en este encuentro de talla mundial, los asistentes tendrán la oportunidad de escuchar a hombres, mujeres y organizaciones laureados con el Premio Nobel de la Paz que han dejado su huella en la historia de la humanidad, contribuyendo a hacer un mundo mejor.

En ese sentido, el Gobernador resaltó que este encuentro ha causado tal expectativa que diversos sectores, de nuestra sociedad, entre ellos el artístico, se han sumado al trabajo y a las actividades de la Cumbre con una sola intención: Dejar su huella por la paz.

A nombre de los yucatecos, Vila Dosal agradeció la aportación de los artistas presentes a través de las obras donadas, las cuales, aseveró, nos inspiran a actuar en favor de la construcción de la paz y se convertirán un recordatorio vivo de esta Cumbre Mundial.

"El día de hoy lo dedicamos a dos temas que son fundamentales para la paz; la participación activa de las y los jóvenes, con quienes estuvimos el día de hoy en la mañana, así como del legado único que deja el arte y la cultura en la construcción de la paz", expresó el Gobernador tras destacar que en esta Cumbre se cuenta con la histórica lista de 30 premios Nobel de la Paz participantes.

En ese marco, Vila Dosal realizó un recorrido por 4 esculturas preparadas especialmente para este importante evento y develó la placa que otorga a la explanada el nombre de “Alfonso García Robles”, mexicano Premio Nobel de la Paz en 1982, en un acto que presenció su hijo, Fernando García Robles.

Alfonso García Robles fue reconocido con el Premio Nobel de la Paz por su labor en la firma del Tratado de Tlatelolco, que prohíbe el desarrollo, adquisición, ensayo y emplazamiento de armas nucleares en la región de la América Latina y el Caribe; así como su participación en las sesiones especiales para el Desarme de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En su intervención, Ekaterina Zagladina, presidenta del Secretariado Permanente de la Cumbre, destacó la anfitrionía del Gobernador Mauricio Vila Dosal, así como la hospitalidad y calidez con la que los yucatecos y el equipo organizador ha recibido al Secretariado y los asistentes a la Cumbre.

La primera escultura fue la llamada “El ascenso de la Paz”, esculpida por Adrián Reynoso, la cual presenta a la paloma blanca, uno de los íconos de la paz, levantando el vuelo y nos invita a reflexionar sobre las múltiples formas que pueden tener las aportaciones por la paz que las personas hacen. La base fue labrada por artesanos yucatecos y muestra al guerrero que renuncia a sus armas ante la sacerdotisa Maya que lo unge como sembrador de paz.

Posteriormente, los presentes se trasladaron a observar la obra “Volar” de la serie “TIMO”, hecha por Rodrigo de la Sierra, piezas que muestran la forma en la que el arte puede contribuir a la paz mediante la reflexión y la creatividad. De ellas, la obra “Dédalo”, permanecerá en el estado como una referencia al esfuerzo que requiere el trabajo y la búsqueda del conocimiento en favor de la protección de los demás.

Enseguida apreciaron la figura “Huella por la paz”, de Eduardo Achach, efigie de origami molecular que emula en perfecta escala al Templo de Kukulkcán en Chichén Itzá y está planeada para que también pueda evolucionar a lo largo del tiempo. Esta creación implica directamente la participación ciudadana, ya que las personas que ya han visitado la escultura fueron invitadas a escribir sus compromisos particulares, ideas y sentimientos por la paz.

Finalmente, se trasladaron para contemplar la obra “Impactos que dejan huella”, la cual fue presentada por el escultor Álvaro de la Cueva; que consiste en una huella digital hecha de desechos ferrosos que antes fueron armas, es decir que, lo que antes fueron objetos utilizados para destruir, hoy son instrumentos que invitan a la reflexión en favor de la construcción de una sociedad más pacífica y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: