La Voz de Motul

Editorial

KANCABAL Y ESPITA PASAN A LA FINAL

Y la mata siguió dando, ya que los sorprendentes Dodgers de Kancabal esta vez ganaron y borraron del mapa a los subcampeones Tigres de Dzilam González con pizarra de 10-4 carreras, y ganaron su boleto a la Gran final del Torneo Rápido de la Liga Motuleña de béisbol. Para tal fin, los kancabaleños que la semana anterior ganaron y mandaron a descansar nada menos que a los bicampeones Diablos de Telchac Pueblo, contaron con el buen desempeño de Jesús Canul, quien aceptó apenas cinco hits en las cinco entradas y media que duró la batalla, ya que ésta fue suspendida por lluvia. Además la escuadra Motuleña contó con fuerte artillería de 14 inatrapables contra los envíos de los dzidzantunenses Érick Gorocica y Rodrigo Kú y el sumense José Luis Pérez. Los Dodgers hicieron tempranero ataque de tres carreras en el cierre del acto inicial, donde tronaron las pistolas de Adriel Canul, Gustavo Pech, Carlos Herrera y Marcos Canul. En el siguiente agregaron una rayita al pizarrón con triplete de Sergio Canul y oportuno de Adriel Canul, que mandó a las regaderas a Gorocica. Un inning después los felinos prácticamente fueron remitidos al rastro cuando los esquivadores hicieron la carrera victoriosa con triple de Carlos Herrera y sencillo de Marcos Canul. En tanto los de Bengala anotaron una en el acto de las Buenas tardes con triple de Livan Várguez y wildpitch de Canul. Las tres restantes del equipo visitante cayeron en el quinto rollo con solo un hit que se combinó con dos golpes y una base por bolas. Kancabal cerró su cuenta en la parte baja del mismo con ramillete de tres carreras, producto de pasaporte a Moisés Pool e incogibles de Adriel Canul, Gustavo Pech y Galo Tamayo. Jesús Canul adornó su discreta labor con ocho anestesias.
Por su parte los temibles Diablos de Espita les ganaron la pelea entre vecinos a los Gansos de Sucilá con tarja de 10-5 carreras y pasaron a la Gran final. El duelo fue interesante y prácticamente se definió en el sexto episodio cuando los demonios timbraron sus carreras cinco y seis al embasarse Mario pool con pecado del parador corto y Gilberto Aké fue golpeado. Ambos corredores arribaron al plato con doblete del encendido Marco Domínguez. Dos entradas después los infernales le pusieron candado al portón con rally de cuatro carreras donde hicieron explotar al abridor zurdo Éric Poot. Con tres argollas en la garganta las aves hicieron su primer registro en los botines de Antonio Loría impulsado con doblete de Luis Pool. Las cuatro carreras restantes de Sucilá entraron en el octavo capítulo con imparables de Loría, Antonio Suaste, Antonio Herrera e Ignacio Monforte, sumados a sendos boletos gratis a la inicial a Antonio Suaste y Luis Pool. El éxito fue a la cartera de Abiff Mérida con salvamento de Miguel Canul. A Éric Poot le siguieron Aheizer Martín y Manuel Cazarín.
El próximo domingo los Diablos de Espita recepcionarán a los Dodgers de Kancabal para disputar el título del torneo motuleño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: