fbpx

La Voz de Motul

Editorial

EL TROMPO.

Consiste en hacer girar el juguete, después de lanzarlo con fuerza al piso, previamente enrollado un cordel al derredor del mismo, después subirlo en la mano, esta suerte era muy difícil dominarlo, muchas ocasiones, los que juegan al trompo se ayudan con el “tino” —que así llamábamos al cordel— se enlazaba con la mano izquierda y se atraía el trompo hacía la mano derecha y el trompo subía en la mano, o viceversa. Para lograrlo se sufría varios días de frustraciones, hasta que un día lo logras, y te sientes feliz, por tu constancia. Pero para subir el trompo en la mano, había niños que tenían bastante habilidad para ello. Después de lanzar el trompo, inmediatamente lo sube en la mano, ya sea con la derecha o con la izquierda. Hasta aquí, es el juego sencillo y cuidas tu trompo para que te dure bastante tiempo. El otro juego es muy rudo y era para niños que tenían mecha habilidad en el manejo del trompo y era para niños de 12 a 15 años, el juego se llamaba “Puyazos”.

En un círculo de 3 metros de diámetro, se jugaba con la ayuda de una moneda de 20 centavos y con un águila o sol, por eliminación se designaba qué jugador dejaría su trompo en el centro de la “Troya”,—así se designaba al círculo—participaba de 4 a 5 jugadores. El primer eliminado es el primer jugador que lanza su trompo con fuerza dirigido al trompo que está en el centro para tratar de sacarlo de la “Troya” o al menos alejarlo del centro y acercarlo a la orilla, si llegara a impactar al objetivo, tiene derecho a que lo suba en la mano y dirigirlo de nuevo al objetivo y si continúa bailando el trompo, el jugador puede repetir la jugada anterior, pero si el primer jugador no impactó al trompo, y el trompo sigue bailando, tiene derecho a subirlo en la mano e impactar al objetivo y seguirá el siguiente jugador, pero si el trompo lanzado no impactó al trompo y tampoco no giro el trompo, éste tomará el lugar.

Así sucesivamente continuará el juego con la misma regla ya mencionada, hasta que se logra sacar el trompo de la Troya y el perdedor, su trompo recibirá los “Puyazos” que pueden ser 5, 10, 12 o 15 puyazos—un puyazo es golpear al trompo perdedor con la punta del trompo agresor, el número de veces que se acuerde, antes de iniciar el juego, en el caso de que sean 10 por 5 jugadores, el trompo perdedor recibirá 50 impactos, que lo lesionara gravemente. Si el dueño, aprecia bastante su trompo y no quiere que lo dañen, entonces pagará en efectivo el castigo, que sería de 5 a 10 centavos por jugador. Este juego también se realizaba con un triángulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: